Las Burbujas ¿Hasta qué punto se arriesga un inversor en la bolsa?

Inversores, novatos o amateurs, muy pocos especuladores, banqueros, mercaderistas internacionales y en la bolsa, deberán tener en cuenta un concepto que por estos días invade más el mundo de las acciones y las inversiones bursátiles.

La depresión de 1920 y la de 2008 al igual que otras pequeñas que se han manifestado en la historia nos han enseñado hasta qué punto es bueno el modelo de “burbuja”.

Primero empecemos con aclarar: ¿qué es una burbuja?

Una burbuja es un incentivo de inversión especulativa de un bien, bono o acción que determina una subida rápida pero que a su vez infla psicológicamente al inversor llegando a un nivel de ambición incontrolable con un punto de declive. Ese punto es tan brutal, que en muchas ocasiones se llega a la perdida inmediata; se caracteriza por una subida anormal, incontrolada y prolongada del precio de un activo o producto, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real o intrínseco del producto. El proceso especulativo lleva a nuevos compradores a comprar con el fin de vender a un precio mayor en el futuro, lo que provoca una espiral de subida continua y alejada de toda base factual. El precio del activo alcanza niveles absurdamente altos hasta que la burbuja acaba estallando. En pocas palabras, son modelos o inversiones en las cuales en su versión inicial está a la subida, pero de una manera rápida que más adelante, si no se presta la suficiente atención, estalla provocando la más cruel de las caídas. La clave de estas inversiones se encuentra en entrar y saber en qué momento la burbuja va a estallar para vender, o en la caída especular sobre una ganancia.

La depresión del 1920 fue el primer modelo conocido de burbuja en el cual los especuladores apostaron sobre unas inversiones inmobiliarias y de acciones, las cuales en su tiempo estaban a la subida. Los inversores fueron tantos que las acciones de inmediato crecieron hasta el punto en que ya no hubo más inversores y la gente empezó a vender por miedo a las perdidas, provocando la caída. Hace poco observamos una, en este caso con la entrada de la nueva moneda digital o criptomoneda. El Bitcoin ingresó al mercado de una manera fuerte, la cual llegó a tener muchos inversores que empezaron a inflar un modelo de burbuja y hace poco estalló. Muy poca gente en el mundo interpreta estas burbujas de manera exacta y son copiados para beneficio de los más vivos. En Colombia estalló un modelo de burbuja por una empresa llamada DMG, la cual especulaba y además introducía un modelo clásico de estafa que es “la pirámide”, donde los inversores de la punta obtienen más utilidad que los de la base. Con la entrada de DMG muchos inversores especularon sobre su ganancia en gran masa, empezando a inflar psicológicamente a este modelo que termino estallando más pronto de lo que muchos pensaron.

Hoy en día los inversores deberían tener en cuenta este termino con el fin de estimular muy bien las inversiones y con una base puesta en la historia de seguro las ganancias son más pronosticadas. Los economistas saben que este modelo se produce muchas veces a pequeña y gran escala y los países invierten cada vez más para poderlas identificar y evitar de nuevo una crisis de gran magnitud.