Ver más de Nacional

Las cinco empresas en México a las que se les condonó más impuestos entre 2007 y 2015

En un periodo de ocho años, comprendido entre los gobiernos de los ex presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, se le condonaron impuestos a los grandes corporativos. Se detectaron 9 mil 941 exenciones por un monto de 172 mil 335 millones 775 mil 366 pesos. Dinero que no ingresó al Gobierno Federal por medio del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Existen programas de amnistías (condonación de impuestos). Son impulsados por el gobierno por un periodo corto de tiempo, pero que ofrecen beneficios fiscales a las personas físicas o morales. La finalidad es que se ponga al corriente con sus adeudos ante el SAT. Aunque muchos impuestos son condonados, finalmente el gobierno recupera algunos recursos al negociar ciertos pagos con los morosos.

Un total de 83 mil 77 millones 217 mil 954 pesos se condonaron durante el sexenio de Calderón. Mientras que en el periodo presidencial de Peña Nieto, no se pagaron 89 mil 258 millones 557 mil 412 pesos.

A pesar de que, desde 2015, el Instituto Nacional de Transparencia consideró que la información de las amnistías fiscales debía ser pública, el SAT no había compartido dichos expedientes sino hasta que una iniciativa, emprendida por “Fundar, Centro de Análisis e Investigación”, por medio de recursos legales, concluyó con la apertura de dichos datos.

Los privilegiados

De los más de 172 mil 335 millones de pesos condonados por el SAT, el 70% corresponden a grandes contribuyentes (empresas). A pesar de que 7 mil 884 contribuyentes fueron incluidos en los programas de amnistía, el grupo de los grandes empresarios se ahorró un pago por 122 mil millones de pesos.

La cinco empresas mexicanas con mayores adeudos a las que se les condonó el pago de impuestos son:

  1. Nestlé    (más de 2 mil 487 millones de pesos)
  2. Sabritas (más de mil 491 millones de pesos)
  3. Gamesa (242 millones de pesos)
  4. Pepsi (160 millones de pesos)
  5. Peñafiel (78 millones de pesos)

Los impuestos y adeudos fiscales pudieron ser perdonados por dos razones: para apoyar económicamente a las empresas y para regularizarlas.

“Fundar” aclaró que se otorgan exenciones fiscales cuando ocurre un desastre natural. En dicho caso el gobierno concede que los contribuyentes no paguen sus impuestos con la finalidad de que la empresa normalice su situación económica.

Otra de las opciones es sentarse a negociar con los morosos con la finalidad de recuperar una parte de los adeudos. Lo más común es que se perdonen multas a cambio de que las personas o empresas paguen los adeudos más grandes, aunque también suelen condonarse impuestos cuando el gobierno implementa una amnistía fiscal.