Monitor Nacional
Las madres y abuelas de la Plaza de Mayo ¿Quiénes son y por qué luchan?
Latinoamérica | Redacción
9 de noviembre de 2016 - 1:30 pm
madres_Monitor_Nacional
Estas mujeres a menudo eran presas de violaciones a sus derechos humanos, fueron perseguidas, golpeadas, les lanzaban perros, gas lacrimógeno, eran detenidas y señaladas por la sociedad

Este movimiento tuvo su origen en abril de 1977, durante el periodo histórico de la dictadura militar en Argentina (1976-1983). Para este momento la dictadura militar ya había comenzado a realizar prácticas represivas comúnmente conocidas como “Terrorismo de Estado” en contra de determinado sector civil de la población, a los que se les denominaba “subversivos”, este sector estaba integrado principalmente por estudiantes y catedráticos.

El movimiento de las madres de la Plaza de Mayo, fue creado por las madres y abuelas de algunos de los detenidos y desaparecidos durante la represión argentina, quienes se agruparon para exigir noticias sobre el paradero de sus hijos (as), esposos, nietos (as). De esta manera inició la lucha incesante de estas mujeres para encontrar a sus familiares, aun en contra de todas las violaciones a sus derechos humanos de las que fueron víctimas, entre estas violaciones podemos destacar el secuestro y desaparición de tres de las fundadoras del movimiento social: Esther de Balestrino, Azucena Villaflor y Mary Ponce de Bianco.

¿Por qué la Plaza de Mayo?… las madres cansadas de acudir a los cuarteles y oficinas estatales para pedir información sobre el paradero de sus seres queridos, comenzaron a reunirse todos los jueves con un pañal blanco de tela cubriendo su cabeza, que representaba a sus hijos desaparecidos, dando vueltas alrededor de la pirámide de la Plaza de Mayo en Argentina, como símbolo de protesta en contra del régimen y las desapariciones forzadas.

La Plaza de mayo está ubicada en el centro de la ciudad de Buenos Aires, frente a la casa de gobierno, comúnmente conocida como “la Casa rosada” en referencia al color de sus paredes, en donde tiene su despacho el Presidente de la nación.

La razón por la que esta asociación tenía que manifestarse alrededor de la pirámide de la plaza de mayo, fue debido a un decreto denominado “Estado de Sitio” impuesto por el gobierno militar, en el que se prohibían las reuniones de más de cinco personas, esta ley establecía que si se superaba esta cantidad tenían que separarse y retirarse de donde se encontrarán, de lo contraio podrían ser llevados a prisión.

La madres de la plaza de mayo se convirtieron en un emblema para los miles de ciudadanos argentinos que eran privados de sus derechos cívicos, mientras que las abuelas de la plaza de mayo ponían todo su empeño en esclarecer el paradero de los niños nacidos en prisión y entregados a otras familias con documentos falsificados, negándoles el derecho de crecer con su familia. La plaza de mayo fue significativa para darle visibilidad al movimiento y para poder consolidarse como tal, así es como lo describe una de sus fundadoras la Sra. Hebe de Bonafini

“[...] Y nos creamos porque en los otros organismos no nos sentíamos bien cerca; había siempre un escritorio de por medio, había siempre una cosa más burocrática. Y en la plaza éramos todas iguales. [...] a todas nos pasaba lo mismo, habíamos ido a los mismos lugares. Y era como que no había ningún tipo de distanciamiento. Por eso es que nos sentíamos bien. Por eso es que la plaza agrupó. Por eso es que la plaza consolidó.”

Estas mujeres a menudo eran presas de violaciones a sus derechos humanos, fueron perseguidas, golpeadas, les lanzaban perros, gas lacrimógeno, eran detenidas y señaladas por la sociedad.

Por aquella época las Madres de la Plaza de Mayo eran “las madres de la subversión”, “si mataron a sus hijos es porque algo habrán hecho”, la puertas se les cerraban y muy poca gente conversaba con ellas.

En aquella época, estas mujeres eran llamadas por la prensa y por el gobierno como “las madres locas”, quienes según ellos buscaban a personas que no existían, mientras que la mayoría de la población prefería no darse por enterada debido a la censura y a la situación de represión que se vivía en Argentina, entre menos conocimiento se tuviera de movimientos en contra del régimen aumentaba las posibilidades de seguridad para los ciudadanos y sus familias.

“En Argentina las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de amnesia obligatoria”.

Poco a poco las madres comenzaron a obtener una relevancia a nivel nacional e internacional, al ser las primeras en sublevarse en contra de la dictadura militar Argentina, sin importar las acciones tomadas en su contra, lo relevante de este movimiento es que las creadoras fueron mujeres, en una época en donde la mujer jugaba un papel inferior al del hombre y con poca o nula participación en la política, a partir de este momento se comenzó a cambiar la manera de ver a la mujer, comenzaban a tener mayor injerencia en el ámbito público y el activismo social, levantando la voz para hacer escuchar sus demandas.

Conforme crecía  el movimiento, era más la atención que se recibía a la causa y cada vez era más difícil intentar silenciarlas utilizando la fuerza. Según investigaciones que se llevaron a cabo por años después de finalizada la dictadura, se descubrió que las víctimas fueron torturadas y en algunas ocasiones arrojados vivos al mar para borrar evidencia de los ataques perpetuados.

en 1983, año en que regresó la democracia a Argentina, una de las principales acciones llevadas a cabo por el presidente electo Raúl Alfonsín, fue ordenar el procesamiento de los principales responsables de la represión durante la dictadura militar, condenados en 1985, pero indultados en su mayoría en 1991, por el presidente sucesor Carlos Menen.

Actualmente estas mujeres siguen reuniéndose todos los jueves en la Plaza de Mayo, ahora luchando también por otras causas distintas a las que les dieron origen, pero de alguna forma relacionada entre sí, como Salarios dignos, trabajo, salud, educación pública y gratuita, justicia social, techo digno y tierra, No al pago de la deuda externa; Jubilación digna, Contra todo tipo de discriminación, xenofobia y racismo, a favor de  los derechos de los aborígenes a su tierra, apoyo a las expresiones culturales entre otras.

Ana Claudia Valenzuela Loeza.

Estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Mty (ITESM.) Campus Gdl

TAGS: , ,