Ver más de Emprende seguro

Las ofertas en la renta de autos

Cancún, QR.  Por cuestiones de trabajo visité éste que es, sin duda, uno de los destinos turísticos más atractivos ’tanto por su infraestructura como por su belleza natural’, aquí encontré una sorpresa que hoy les comparto.

Cuando planeaba mi viaje, en función de mi agenda decidí rentar un auto para optimizar mi tiempo, busqué en Internet opciones en las diferentes arrendadoras, en los autos económicos, los precios oscilan entre los $600.00 y $700.00 (pesos mexicanos) por día, la diferencia es casi insignificante entre las arrendadoras, pero un anuncio llamó poderosamente mi atención: $100 pesos al día, ¡leíste bien, $100 pesos al día por auto!

Obviamente adquirí la oferta, volé a Cancún y al aterrizar busqué la arrendadora en el aeropuerto, me recibió un empleado de Hertz (con camisa y logo de Hertz) me indicó que subiera al camión de Hertz y me pidió que le dijera al chofer que no iba a Hertz, sino a FireFly, no entendí por qué un empleado de una arrendadora tan seria como Hertz me indicaba que usar el camión de Hertz para ir a otra arrendadora.

Cuando llegas a las oficinas de Firefly en Cancún te encuentras con la sorpresa de que por concepto del seguro del auto te cobran $600.00 diarios —adicionales a los $100.00 que cuesta la renta del auto—, en caso de que quieras usar el seguro, te llevas el auto y hacen un bloqueo a tu tarjeta de crédito por la cantidad de $140,000.00  ¡leíste bien!, es decir, el costo total del auto (por si no lo regresas), le expliqué al empleado que había tomado la opción de seguro limitado que ofrece la arrendadora a través de su sitio web y me dijo que ese no servía para que yo usara el auto.

En su cuenta de Twitter, Firefly (domiciliada en el Reino Unido) indica que puedes rentar autos en Francia, Italia, Suiza y España; tienen cuenta de Facebook para su servicio en Australia y Dubai, además de México; su canal de YouTube tiene un anuncio de 32 segundos que te motiva a rentar con ellos «ahorrando».

Los empleados de FireFly en Cancún me dijeron que podía cancelar el contrato que hice a través de Internet y rentar con ellos directamente, me darían un precio más bajo y rembolsarían a mi tarjeta lo que había pagado. Cuando pedí hablar con un superior, o al Departamento de Quejas, me indicaron que me comunicara al teléfono que venía en el contrato que traía, así lo hice, me contestó una persona de apellido Maldonado, quien me dio su correo electrónico (vmaldonado@avasa.com.mx), ¿para qué empresas trabaja?, no lo sé, pues no tiene correo oficial de la arrendadora.

Estuve tentado a ir a la autoridad competente, casi imagino la respuesta (que todo está perfectamente legal), contraté en Inglaterra a través de un buscador, llegué a su oficina de México donde no me respetaron las condiciones, entonces debo llamar a Manchester para que me regresen mi dinero, debido al tiempo perdido y las molestias ocasionadas, me darán un auto a precio de mercado. Después me indicarán lo que debo hacer para recuperar el dinero cobrado por el buscador a mi tarjeta, con el compromiso de que ellos dirán que no quise tomar el auto. Ellos cancelarán la oferta y me venderán al precio real.

¿Quién le dio esa tarifa al buscador? Evidentemente la arrendadora Firefly Car Rental, ¿Quién no aclara los detalles? El buscador o la arrendadora. Reitero, me sorprendió que quien te recibe en el aeropuerto de Cancún es un empleado de Hertz (con camisa y logo de Hertz), cuando pregunté por qué me subía a un camión de Hertz me dijo que FireFly es la «hermana pequeña de Hertz».

¿A quién benefició la verdad a medias? A la arrendadora que cobra a precio de mercado.

¿Quién cuidó su marca muy bien? Hertz.

¿Quién está molesto? Quien visita el destino turístico.

¿Quién pierde en imagen? Sin duda el destino, pues al cabo de varios meses sólo recordaré el timo legal del que fui objeto cuando visité Cancún. #AsíDeFácil

No estoy seguro que esta situación sea ética, tampoco puedo cuantificar en dinero a cuánto asciende el daño a la imagen del destino, lo que sé es que esta visita la recordaré como la vez que me engañaron por la renta de un auto, imagino lo que esto representa si hubiera llegado a Cancún después de horas de vuelo, pues gran porcentaje de los visitantes que tiene Cancún proviene de Estados Unidos y Canadá, una buena parte viene de Europa, incluso de Asia (en febrero de este año la Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún informó que el turismo asiático proveniente principalmente de China, Japón y Corea, elige este destino para vacacionar, el año pasado 60 % del turismo que llegó al país visitó este destino), tan sólo pensar que los reciban con una experiencia como la mía explica por qué no regresa el turismo.

Nos leemos la semana siguiente aquí, en Emprende Seguro.