Monitor Nacional
Las razones de la Cofepris para alertar sobre el uso de la copa menstrual
Nacional | Redacción
14 de abril de 2016 - 8:32 pm
copa-mn
La Cofepris argumenta que la copa menstrual no cuenta con un registro sanitario en México que avale la calidad de los materiales empleados

Ciudad de México.- Si de contaminantes se trata, los productos de higiene femenina desechables como toallas, tampones, paños húmedos, entre otros, son grandes protagonistas pues:

Cada tampón tarda en desintegrarse entre 500 y 800 años, y una mujer utiliza en promedio, entre 10 mil y 16 mil tampones durante su vida.

Por tal razón, se ha impulsando el uso de alternativas ecológicas para absorber el flujo menstrual, por ejemplo, la copa menstrual.

¿En qué consiste?

Se trata de un recipiente que se inserta en la vagina, y que una vez que se llena –entre cuatro y doce horas de uso–, se retira, se vacía, se enjuaga y se vuelve a colocar. Tienen una vida de entre cinco y diez años, por lo que rompe la costumbre de comprar-usar-tirar.

Su aporte para a la salud y el medio ambiente es tal,  que organizaciones como Femme International, distribuyen copas menstruales a estudiantes de África Occidental a través de programas como Manejo de Salud Femenina.

“Junto con una educación sexual que ayuda a las poblaciones de niñas a asistir a la escuela ininterrumpidamente durante sus menstruaciones. La copa también permite que las familias ahorren al no tener que gastar en toallas sanitarias.” señala La cofundadora de Femme International, Sabrina Rubli.

¿Fue prohibida en México?

No, pero a pesar de estas características favorables, la Comisión Federal para la protección contra riesgos sanitarios (COFEPRIS), emitió una alerta sanitaria en contra de la copa menstrual y se presume como razón principal, el hecho de que éste dispositivo no sea desechable, lo cual pone en riesgo el mercado de grandes empresas como Kimberly Clark.

La Cofepris argumenta que la copa menstrual no cuenta con un registro sanitario en México que avale la calidad de los materiales empleados en su fabricación. “La copa menstrual carece de evidencia científica avalada por la Cofepris”.

Con respecto a la alerta, la educadora sexual mexicana, Ileana Cruz, advierte un intento de la institución mexicana por causar miedo sobre la copa y a la vez desprestigio hacia un producto que atenta contra el uso indiscriminado y constante desechables.

“La alerta por sí misma no especifica cuál es el riesgo a la salud que constituye la copa”. sentenció.

Con información de SDP Noticias

TAGS: , ,