Monitor Nacional
Las tradiciones
Senectud lozana | Francisco Jimenez
21 de marzo de 2016 - 11:26 am
Mutilación-MN
Las tradiciones si importan, pero no siempre son la parte bonita de la cultura

Al estudiar lo que es la cultura, ciertos aspectos de la vida humana comienzan a tener sentido. Un tema muy celebrado, pero muy conflictivo a la vez, es justo el de las tradiciones que se celebran y se pasan de generación en generación.

Aunque sean un aspecto que definen a un país o a una región, existen ciertos puntos negativos de las tradiciones. Para empezar, muchas culturas las respetan y las siguen teniendo en cuenta sin saber por qué lo hacen o de dónde vienen.

Un ejemplo de esto es justamente la mutilación genital femenina que se sigue practicando hoy en día en algunos países del continente africano. Básicamente, esta tradición dicta que el clitoris de la mujer (entre otros tejidos sexuales) debe ser removido para evitar el placer sexual. Ishtar Cardona (Gestora Cultural) ha expresado que las mujeres son las encargadas de mutilar a sus hijas, y lo peor del caso es que no tienen idea por qué lo hacen; es una simple tradición.

Al ver la historia del tema, Cardona nota que la tradición comenzó cuando los hombres de las tribus africanas se dieron cuenta que existía el riesgo de criar a un hijo que no les pertenecía. Como las mujeres se quedaban atrás, otro hombre podía aprovecharse de ellas y traer más hijos (que requieren alimento) a la familia. Rápidamente encontraron una solución para asegurar que exista fidelidad.

Una mujer que no disfruta del sexo, no lo va a tener; la mutilación incluso causa dolor en el sexo femenino. A esta tradición se le agregó una cierta importancia social, toda mujer que no fuera mutilada sería considerada como una mujer fácil e indeseable. La receta perfecta para asegurar que la regla se cumpla, crear una solución rápida y castigar a quienes no la cumplan.

Esta práctica es ahora ilegal en algunos países; sin embargo, las tradiciones contienen una fuerza desmedida y prohibir algo que se ha vuelto un rasgo cultural sin dar explicaciones a los practicantes, es increíblemente peligroso. Al prohibirle a las tribus sus practicas tradicionales, se está prohibiendo la identidad misma, la cual es lo más importante para cualquier civilización.

Las tradiciones si importan, pero no siempre son la parte bonita de la cultura. En algunas ocasiones, llegan a ser un factor que se emplea ciegamente.

TAGS: , , ,