Monitor Nacional
Leer ¿para qué?
Las Ideas de Ceci Vargas | Cecilia Vargas García
3 de junio de 2016 - 6:09 pm
columna
Leer es viajar, conocer, descubrir, resistir, enamorarse, perderse, encontrarse, soñar, correr y muchas cosas más

En las entradas anteriores he mencionado la literatura muy vagamente, pero ésta entrada será totalmente dedicada a la literatura; a la maravilla de los libros y las palabras. La literatura llegó a mí entre los 13 o 14 años de edad viendo una película que estaba basada en una novela. Llámenlo cliché, coincidencia o como quieran pero a los pocos días yo me encontraba en la cama leyendo “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen. Ahí tomó sentido la frase de J.K. Rowling: “Si no te gusta leer es porque aún no has encontrado el libro indicado.”

Todo suena muy hermoso pero… ¿De qué sirve leer? Fácilmente te puedo decir que al leer aumentas tu vocabulario. Los libros están adaptados a diferentes públicos por lo cual encontrarás el tuyo y al ir avanzando encontrarás palabras nuevas, extrañas e incluso que ni siquiera sabias de su existencia.

Asimismo hay un aumento en la concentración; detengámonos aquí un segundo. Aquí tenemos un factor que crea un rechazo hacia la lectura. El mundo actual facilita demasiado nuestra vida haciendo que hagamos el menor esfuerzo para lograr algo. He aquí la razón por la cual las personas piensas: “¿Para qué me leo el libro de 400 páginas en el cual me voy a llevar 1 mes, si saldrá la película y la veré en 2 horas?” A veces al ver solamente la película te quedas con la versión simplificada de la historia sin haber disfrutado todo lo misterioso, espectacular y hermoso de la historia. Es cierto, leer requiere concentración, conciencia y disciplina; algo que algunos no están acostumbrados o no quieren hacer.

Y el mayor beneficio es y será: Ampliar tus horizontes. En cada libro aprenderás algo nuevo, eso te lo puedo asegurar; puede ser tanto negativo como positivo. Aprenderás que no estás solo, que eso no solo te ha pasado a ti, que alguien más ha pensado lo mismo que tú, le darás nombre a ese sentimiento desconocido, verás al mundo de una nueva forma, entenderás y comprenderás a tus padres, te encontrarás o te perderás en un libro, te enamorarás de algún personaje y puedo seguir pero la verdad es que aprenderás tanto como leas.

En diversas ocasiones he escuchado opiniones insultantes hacia lo que conocemos como literatura “juvenil”, diciendo que esos libros son basura, que son inútiles, etc. Aquí me gustaría decir que no califiquemos esos libros de esa manera, ya que por leer Percy Jackson puedes terminar en la mitología griega, que por leer Crepúsculo puedes leer Cumbres Borrascosas o Drácula, que por leer After llegas al Gran Gatsby. No olvidemos que los libros se adaptan a los tiempos pero también es verdad que hay clásicos que nunca cambian.

Los libros nos invitan a otros libros. Poco a poco te das cuenta que de un libro comienzas a conocer más autores, más libros, más personajes, más mundos, más ideas, más todo. Tu mundo literario comienza a crecer y al mismo tiempo tu mismo mundo.

Leer es viajar, conocer, descubrir, resistir, enamorarse, perderse, encontrarse, soñar, correr y muchas cosas más porque todo puede suceder dentro de esas páginas. Y si aún no te gusta leer, ¡no dejes de buscar tu libro indicado! Y si amas leer, lee lo que te gusta sin miedo a lo que digan los demás a fin de cuentas tú eres quien lo está leyendo, quien lo está disfrutando y quien está aprendiendo.

TAGS: , , ,