Monitor Nacional
Letras que pasan, juventud que espera
Oídos Sordos | Eduardo Silvestre
17 de agosto de 2016 - 9:12 am
Jóvenes
"Debemos ver a los jóvenes, no como botellas vacías que hay que llenar, sino como velas que hay que encender"

Posiblemente existan caminos que no lleven a ninguna parte, sin embargo, existen sueños que te desprenden del suelo para motivarte. ESHM 

Para iniciar esta primera columna de esta cuarta temporada, después de un breve descanso y no porque quisiera, sino para no interrumpir las vacaciones de mis queridos seguidores y mis muy apreciables lectores, que seguramente salieron de vacaciones para olvidarse un poco de esta rutina diaria, pero saben, fríamente no quise estresarlos con mis reflexiones que no llevan a una ruta determinada, en segundo lugar  quiero agradecer a Grupo Monitor por la confianza, la oportunidad y la distinción de seguir soportando estas ideas absurdas, de este su muy humilde escritor aficionado,  muchísimas gracias.

Para ir calentando motores, estoy muy emocionado porque espero que ya en unos poquitos meses, salga a la luz un primer libro, donde marco algunos paradigmas y aprecio algunas cosas que están y a la vez ya no están, a propósito, aprovecho para saludar a mi Maestro Rubén Valadez Estudioso del Museo De Antropología e Historia de la Ciudad de México donde este lugar mítico cada fin de semana ha sido mi aula de aprendizaje para detallar una que otra apreciación.

¿Por qué plasmo esto?, no por presunción, ni tampoco por auto elogiarme sino, por marcar y señalar la falta de oportunidades que existen para los jóvenes, hace unos escasos días se celebró el día internacional de la juventud, y todos vimos en diarios, en revistas, en televisión en radio la cara buena de este día, pero tristemente olvidamos denotar lo que afecta a este núcleo social,   he visto a grandes soñadores y a muchísimos emprendedores tomar el vuelo y de pronto caen, he visto a jóvenes prodigiosos que tienen las agallas de salir de este mundo de supresión y de repente, no sucede nada.

A veces he pensado en la injusticia y la falta de oportunidades de las cuales no han sido historias de éxito la mayoría de ellas, si no historias de costumbre a una realidad incierta.

Comparto la idea central de Roberto Chafar, donde él afirmaba que debemos ver a los jóvenes, no como botellas vacías que hay que llenar, sino como velas que hay que encender.

A veces los gobiernos no les apuestan a los jóvenes porque piensan que no estamos preparados para los retos del presente, nos ven débiles, nos ven indisciplinados y nos ven como en algún momento a ellos los vieron, como simples escaleras.

La juventud fue, es y será crítica de los sucesos presentes y testigo de los hechos que se cometen, gracias a la tecnología estamos informados en tiempo real y eso nos da la oportunidad de generar escenarios de mayor credibilidad para este presente que ahora más que nunca necesita toda la ayuda posible.

Escuchaba burdamente en un canal de noticias donde afirmaban que la aplicación Pokemon Go, solo quitaba el tiempo, generaba accidentes y pervertía a la juventud, y afirmaba con una voz segura aquel comentarista, “es mejor que los jóvenes busquen un empleo y dejen de perder segundos de su vida”.

No tengo nada contra de esta aplicación, se me hace interesante, incluso la tengo instalada en mi móvil, la abro muy de vez en cuando, tanto así que apenas soy nivel 5, realmente ayuda hacer ejercicio, como aquel chiste que Pokemon GO hará más por la obesidad infantil de lo que ha  hecho el IMSS o el ISSSTE en esta temática. Aclaro es solo un chiste, en cada uno de nosotros sabremos si lo tomamos como chiste o como realidad.

Bueno lo que trato de decir es que no culpemos a los jóvenes por no conseguir trabajo, las ganas están, lo que no hay son espacios laborales, se tiene que crear esto, se tienen que crear políticas de calidad para este sector y los organismos juveniles deben de tomarse el papel como tal, en defensa y protección de los derechos, y no solo que sus dirigentes sean parapeto de un fin personal.

Para reflexión, el Día Internacional de la Juventud no puede quedarse meramente en una fecha para recordar, o en trofeos preseas y reconocimientos que solo sirven para la foto, tiene que ser una prioridad de los gobiernos que buscan el pleno desarrollo de sus sociedades. Los jóvenes son el presente y el futuro, son la fuerza y el ímpetu, la base para el crecimiento de un país. A veces sólo necesitan un poco de ayuda, y brindárselas o no, es lo que hace completamente la diferencia.

Por ello lo único que puedo aportar es que no temas al fracaso. Con seguridad encontrarás algunas dificultades en tus proyectos. No te amilanes ni te desanimes y menos te deprimas. Si acaso fracasas en alguno de tus proyectos, convierte ese tropiezo en una experiencia útil que no debe repetirse a futuro. El mundo no se acaba cuando alguno de tus aspiraciones se frustra. Solo la muerte no tiene solución. La mayoría de triunfadores de hoy, tuvieron múltiples problemas ayer. Persevera, insiste,  reitera. Levántate y vuelve al cuadrilátero.

Ya lo dijera uno de mis personajes favoritos de la literatura Jesús Pérez Gaona mejor conocido como Pito Pérez. Creación del gran escritor y poeta José Rubén Romero.

  • Locos son los que viven sin voluntad de vivir, tan sólo por temor a la muerte   -

Nos leemos la próxima semana.

“Es Tiempo de Actuar”

TAGS: , ,