Monitor Nacional
Ley de Ingresos mantiene finanzas sanas e impulsa crecimiento: Hacienda
Nacional | Redacción
1 de noviembre de 2015 - 8:11 pm
SHCP_MN
La dependencia federal afirmó que la LIF2016, parte de un entorno macroeconómico que concuerda con la propuesta del Ejecutivo

Ciudad de México.- La Ley de Ingresos de la Federación para 2016 (LIF) aprobada por el Congreso de la Unión el 29 de octubre pasado, mantiene finanzas públicas sanas e impulsa el crecimiento, resaltó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 En el Informe Semana de su Vocería, señaló que esta Ley aprobada y los ordenamientos legales que la acompañan, los cuales forma parte del paquete económico propuesto para 2016, son consistentes con el entorno internacional que se anticipa para el siguiente año.

La dependencia federal afirmó que la LIF2016 aprobada parte de un entorno macroeconómico en concordancia con la propuesta del Ejecutivo, basado supuestos como un nivel de la plataforma de producción de petróleo crudo de 2.247 millones de barriles diarios, y un crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 2.6 y 3.6 por ciento.

Además, un precio promedio del petróleo crudo de exportación de 50 dólares por barril, y una inflación de 3 por ciento más un intervalo de variabilidad de un punto porcentual, en línea con el objetivo permanente del Banco de México (Banxico).

Refirió que, tomando en cuenta la evolución más reciente del mercado de divisas, el Congreso de la Unión realizó un ajuste a dicho marco, para hacerlo consistente con las estimaciones de analistas internacionales, el cual consistió en elevar el tipo de cambio de 15.90 a 16.40 pesos por dólar.

Con ello, la LIF2016 proyecta un nivel de ingresos públicos, incluyendo los ingresos presupuestarios y el financiamiento, de cuatro billones 764 mil millones de pesos, 1.6 por ciento menor en términos reales respecto a lo aprobado para 2015.

De éstos, tres billones 102 mil millones de pesos corresponden a los ingresos del gobierno federal, un billón 052 mil millones de pesos a ingresos de organismos y empresas y 609 mil millones de pesos a los ingresos derivados de financiamientos.

Precisó que sin el financiamiento, los ingresos públicos ascienden a cuatro billones 155 mil millones de pesos, 16.9 mil millones de pesos superior al monto propuesto, y 0.2 por ciento real mayor a lo aprobado para 2015.

La Secretaría de Hacienda mencionó que los ingresos petroleros se estiman en 884 mil millones de pesos, lo que implica una reducción real de 28.3 por ciento respecto a lo aprobado para 2015.

Por su parte, agregó, los ingresos tributarios no petroleros ascienden a dos billones 407 mil millones de pesos, monto 18.7 por ciento real mayor real al monto para 2015, y la recaudación federal participable (que se destina a entidades federativas y municipios) se estima en dos billones 428 mil millones de pesos.

Sobre la miscelánea fiscal, mencionó que la LIF 2016 aprobada contiene algunos incentivos fiscales para impulsar el desarrollo productivo, la inversión, el ahorro de largo plazo y la formalización de la economía.

Asimismo, plantea diversas modificaciones al marco tributario orientadas a otorgar claridad y certidumbre jurídica a los contribuyentes, a facilitar el cumplimiento de los compromisos internacionales del país en materia de combate a la evasión fiscal y a promover el cumplimiento de las disposiciones tributarias.

Entre estas medidas destacan, en materia de Impuesto sobre la Renta (ISR): se elevó el límite de deducciones de 10 al 15 por ciento de las personas físicas, o hasta cinco salarios mínimos anuales, y se excluye el ahorro de largo plazo de este límite de deducibilidad.

Además, se aprobó que durante el ejercicio fiscal de 2016 la tasa de retención anual de intereses financieros será de 0.5 por ciento, comparado con una tasa anterior de 0.6 por ciento, y se estableció la deducción inmediata de inversiones para las empresas (micro y pequeñas) que no rebasen los 100 millones de pesos anuales de ingresos.

Indicó que la deducibilidad inmediata también aplicará a aquellas empresas que inviertan en la construcción y ampliación de infraestructura de transporte, así como en actividades relacionadas con el sector energético.

En este caso, la deducción aplicará con una tasa de descuento del 3.0 y 6.0 por ciento en los ejercicios 2016 y 2017, respectivamente.

También se incrementó el monto deducible por la adquisición de automóviles de 130 mil a 175 mil pesos, y se establece un esquema temporal de repatriación de recursos mantenidos en el extranjero, entre otras disposiciones.

En materia del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios, informó que se modifica la estructura del IEPS para las gasolinas y diésel, y se establece que para 2016 éste será fijo, en un monto similar al promedio esperado para todo 2015.

En este sentido, se aprobó que el precio de las gasolinas y diésel fluctúe en una banda de 3.0 por ciento hacia arriba o hacia abajo, con respecto al precio observado actualmente, explicó la SHCP.

Mencionó que para promover la formalización de la economía, los legisladores avalaron diversas modificaciones para fortalecer el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Por otra parte, destacó que para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas, se contempla un déficit público (sin incluir la inversión de alto impacto) de 0.5 por ciento del PIB, lo que implica una reducción respecto al aprobado para 2015, de 1.0 por ciento del Producto.

Dicho monto excluye de la meta de balance presupuestario 2.5 por ciento del PIB, correspondiente a la inversión de Petróleos Mexicanos (Pemex), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de grandes proyectos en infraestructura que se pueden financiar con deuda pública.

Refirió que se autorizó al Ejecutivo Federal un monto de endeudamiento neto interno, hasta por 535 mil millones de pesos, y en el caso del endeudamiento externo, la suma aprobada es de seis mil millones de dólares.

Para las empresas productivas del Estado, la LIF2016 incluye, para Pemex un déficit en el balance financiero de 155.2 mil millones de pesos y un techo de gasto de servicios personales de 90.9 mil millones de pesos.

Para la CFE plantea un superávit financiero de 30 mil millones de pesos y un techo de gasto de servicios personales de 55.4 mil millones de pesos, anotó.

Entre otras disposiciones, también se modificó la Ley Federal de Derechos para incorporar cuotas por nuevos servicios, se simplifica el marco fiscal y se ajustan algunas cuotas de derechos para reflejar cambios legales, y se establecen derechos por el uso de distintas bandas del espectro radioeléctrico.

Asimismo, apuntó, se aprobó que los recursos provenientes de futuros remanentes de operación del Banxico se destinen, en al menos un 70 por ciento para liquidar anticipadamente la deuda o reducir la emisión de la misma.

Puntualizó que los recursos restantes se deberán utilizar para robustecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) o realizar inversiones que fortalezcan la posición financiera del gobierno federal.

Información de Notimex

TAGS: ,