Monitor Nacional
Lo que está a la vista…
Portada | José Gregorio Contreras
20 de abril de 2016 - 8:50 pm
columna
Hemos llegado a un momento en que debemos hacernos responsables de nuestras propias vidas

Cuando vas caminando por la calle te puedes encontrar un sinnúmero de situaciones que pueden hacerte reaccionar. Mujeres con niños pequeños pidiendo limosna, niños trabajando en vez de estar estudiando en la escuela y personas ancianas vendiendo en las esquinas, pidiendo limosna o empacando en un supermercado. Más dramático aún, estar presente en el momento que están realizando un asalto a mano armada en un autobús.

Muchos de los casos anteriores los ves a diario, otros, esperas no vivirlos nunca en tu vida. En el caso de los robos y los asaltos, eran eventos de los que nos enterábamos por la prensa generalmente, eran tan poco los casos que no nos sentíamos amenazados por ellos. En estos tiempos son tantos, que ya no es que tengamos la posibilidad de que nos suceda, sino que nos puede pasar más de una vez. A manera de ejemplo, hay personas que les han robado tanto su celular, que cuando va en el autobús lleva dos celulares en su bolsa, el de su uso personal y otro de los más baratos para dárselo a los rateros. ¡A eso hemos llegado!

Hasta ahora hemos mencionado casos cotidianos, pero extremos, donde sus protagonistas están esperando que el Estado intervenga mediante políticas sociales y económicas, resuelva sus problemas y les de la calidad de vida que merece todo ser humano.

Si bien es cierto que el Estado tiene que velar por todos aquellos servicios que garanticen la integridad del ciudadano, hemos llegado a un momento en que debemos hacernos responsables de nuestras propias vidas. La esperanza de vida, que dado los avances de la ciencia y la tecnología se incrementa día a día, está pidiendo a cambio que tengas una estabilidad económica que te permita mantener tu vivienda, tu alimento y tus cuidados de salud hasta el final de tu existencia.

En la mayoría de los casos, tu vida productiva comienza a los 22 años aproximadamente. Si tu esperanza de vida la estimas hasta los 80 años y quieres retirarte a los 70 años, esto significa que tendrás 48 años para reunir el dinero que necesites y vivir tus últimos 10 años con tranquilidad.

Existe más de una opción para lograr vivir a gusto durante esos 10 años en retiro. Comienza con el ahorro, luego invierte y no dejes de protegerte con un seguro de vida y un seguro de salud para prevenir inconvenientes en el camino. Hacer este plan de vida no es fácil, así que te recomiendo que busque a un buen asesor financiero y patrimonial que te ayude a realizarlo

¡Hasta la próxima vez!

TAGS: , , , , ,