Ver más de No te enchiles wey

Lo que nadie sabe de los megamillonarios y yo sí

Hay muchas cosas que la gente de a pie no sabe de los megamillonarios; de esos que comenzaron vendiendo zapatos, aceitunas o batas y llegaron a tener miles de millones de euros legalmente, y yo que me lo creo, porque si entramos en lo moral y ético⬦ vamos, ahí hasta mi perro wolffie se parte de risa una intercostal.

Bien, pues muchas cosas que tú no sabes de los megamillonarios⬦ lo siento, yo sí las sé. Que le vamos hacer neniño, yo sé unas cosas, tú otras; y el aceituno, el zapatos y el batas se las saben todas, y de ellos los de Derechos Humanos⬦ para un par de libros.

Pues yo me imagino, y digo imagino (aunque lo sé, pero decir que lo sé suena como muy pretencioso) que un megamillonario de estos se levanta por la mañana, abre en internet Google Earth y cuando en una ciudad ve un terreno verde entre edificios dice: «me compro ese solar, me lo compro, me lo compro y me lo compro». Y por su mente ya ve construido un edificio de 107.428 plantas con 320.455 apartamentos y cayendo billetes y más billetes en su cuenta bancaria, que como es lo único que tiene⬦ dinero, pues qué le va a hacer, a llenarla.

Yo me imagino al megamillonario llamando a su hombre de confianza, ese que solo saber decir «sí», y le explica que quiere adquirir ese solar, y me imagino también que a los cinco minutos tiene ya un informe en el que se indica de quién es el terreno, por cuánto lo vendería, cuándo lo compraría, cuándo se iniciarían las obras y cuándo concluirían.

Aunque también me imagino que el del «sí sí sí», acojonado le dice: «es que no es un solar, sino una área catalogada como zona verde en la que van a hacer un parque», y entonces el megamillonario aceutinozapatosbata pregunta quien es el alcalde de la urbe, el concejal, el responsable autonómico, el Papa o el subsecretario de Evo Morales, que mais da⬦ porque se ha empeñado en el terreno, y el chaval⬦ pues que lo quiere, y como siempre tuvo todo desde que empezó legalmente con la aceitunaszapatosbata⬦ no parará hasta conseguirlo.

Y entonces empieza así a hacer una especie de cesta de la compra, igualito que tú cuando vas al súper, pero con otros productos: «Untar a los miembros del gobierno del Ayuntamiento, 200.000 euros; a los de la oposición, 150.000; cambiar la normativa de zona verde a suelo urbanizable, 50.000. Gastos varios de unte, 10.000. Total 410.000 euros».

Y lo mismo que tu sumas la leche y el pan y te da 1,40 euros, pues a él le da 410.000, que si los resta de los 1,5 millones que espera obtener por la venta de pisos y apartamentos, que si no los coloca ya tiene apalabrado alquileres con instituciones que ya recibieron sus respectivos untes, le sale un saldo a favor de algo más de un millón limpios.

¿ Y acabó el asunto? No. Luego el megaforrado aceitunozapatosbata, con el millón de euros, en una jugada en bolsa con información privilegiada pues que los sube a 1,5 millones, y entonces, para despistar, su Fundación (que desgrava) dona a la ciudad un centro cultural, social o de hacer churros, y algún eurillo suelto para los medios de comunicación para que digan que es un benefactor y⬦ y a dormir, que mañana hay que levantarse y otra vez a abrir el Google Earht y a comprar. Y al cabo del año⬦ pues al cabo del año⬦ lo de siempre: cuenta de resultados en la que figuran unos ingresos de 100.000 millones de euros y los puestos de trabajo bien creados y bien pero bien remunerados, uno: el suyo.