Monitor Nacional
Locatarios de Plaza Mall confirman que Mauro Granja fue víctima de extorsión
Portada | Redacción
20 de septiembre de 2016 - 8:26 am
Mauro-g-monitor-2
El contrato entre el funcionario y los dueños del bar aún no vence, por lo cual se encuentran a la espera de tomar las medidas legales necesarias

Ciudad de México.- Luego de que se diera a conocer un audio aparentemente manipulado en el que presuntamente el Secretario de Atizapán de Zaragoza, Juan Mauro Granja Jiménez, pide dinero a la empresaria Lizbeth Olvera y a su marido Alejandro Morfín, para emitir una licencia de venta de alcohol para un bar, se sabe que en realidad el funcionario había sido víctima de extorsión.

El también abogado, Granja Jiménez, es dueño de una plaza comercial en la cual se encuentran diversos negocios, entre ellos un bar que lleva por nombre “Agazzajo” mismo que fue desocupado por los dueños hace un par de días.

De acuerdo con testimonios de algunos de los locatarios de la plaza, el licenciado Granjas tuvo problemas con los dueños de este bar, pues con el paso del tiempo se dieron cuenta de que faltaban a las normas legales de operación, como dejar pasar menores de edad, y no contar con personal de seguridad en la entrada.

Como consecuencia de estos conflictos, la empresaria se negó a pagar servicios de luz y agua, así como la renta del lugar, lo cual explica aquellos audios, en los que lejos de pedir “un moche” a los empresarios, el actual secretario estaba cobrando una legítima deuda.

El día que Morfín difundió el audio y la nota salió a la luz, los dueños de “Agazzajo” decidieron acudir al bar para sacar sus cosas, por lo cual se les dio el acceso, pero una vez dentro del inmueble, se dedicaron a vandalizar y saquear las instalaciones, rompiendo todo a su paso con un martillo.

De acuerdo con una trabajadora de la plaza, fue necesario sacar la comida que dejaron dentro porque comenzaba a oler mal, fuera de eso, no se ha tocado nada del lugar, para demostrar que la única intención de los tres hombres que entraron al bar, fue la de destruir el inmueble en medida de lo posible

Cabe resaltar que el licenciado Mauro Granja nunca ha tenido ningún problema con sus locatarios, pues dicen que es una persona que siempre ha hecho las cosas bien, que nunca les ha pedido nada fuera de la renta que viene en sus contratos, y que además siempre los apoya cuando le piden algo para mejorar la plaza.

El contrato entre el funcionario y los dueños del bar aún no vence, por lo cual se encuentran a la espera de tomar las medidas legales necesarias.

photo_2016-09-19_16-43-43

photo_2016-09-19_16-43-55

photo_2016-09-19_16-44-05

photo_2016-09-19_16-44-14

photo_2016-09-19_16-44-20

TAGS: , , ,