Ver más de Nacional

Los encapuchados también hacen de las suyas este 2 de octubre

Una vez más. Los encapuchados, valiéndose del anonimato que les brinda ocultar su rostro debajo de máscaras, cubrebocas y paliacates improvisados, salieron a las calles de la Ciudad de México para aterrorizar con sus actos vandálicos sin sentido. Esta ocasión lo hicieron bajo la bandera de la conmemoración del 51 aniversario de la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968.

Se hizo un llamado a la marcha anual. El contingente partió, a las 16:00 horas, desde la Plaza de las Tres Culturas hasta el zócalo capitalino.

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la paz durante la marcha. Pero, como ya es costumbre en este tipo de movimientos, algunos jóvenes encapuchados provocaron desmanes durante su recorrido. Realizaron pintas en edificios y negocios, quemaron vallas y detonaron petardos a su paso por la calle 5 de Mayo.

A pesar de que esta vez se distribuyeron “cinturones de paz”, es decir, barreras humanas conformadas por personas de todas las edades, así como elementos de seguridad, que resguardaron las inmediaciones de Palacio Nacional y otros recintos, se registraron disturbios y hubo reportes de personas heridas.

Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, informó que cuatro personas han resultado lesionadas durante la marcha. Entre los lesionados se encuentra un integrante del cinturón de paz, otra persona que resultó herida por los cohetones, un encapuchado que se cayó y otro al romper un vidrio.

Una mujer y sus dos pequeñas hijas también resultaron con heridas al tratar de huir de un cohetón que lanzaron hacia su dirección, esto a un costado de la Catedral Metropolitana, justo durante la llegada de contingente.