Ver más de Nacional

Los grandes capos ya no están en Coahuila: Rubén Moreira

Ciudad de México.- El gobernador, Rubén Moreira Valdez, destacó en su último informe que “los grandes capos que asolaban Coahuila ya no están”.

Mientras, un informe que se presentó ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos y que comenzó a circular hoy en México vinculó al mandatario coahuilense con esos capos quienes, asegura, le enviaron a él y a su hermano millones de dólares para que pudieran operar sin problemas en Coahuila.

“Esos capos que, por cierto, vinieron de otras partes o están abatidos o en la cárcel”, comentó Moreira durante su último informe.

“Nos animó el deseo de la paz y la justicia. Mi estado no solo ha recuperado la tranquilidad, también es el único que ha desentrañado los grandes crímenes, castigado a los culpables y dictado órdenes de aprehensión contra los más terribles delincuentes”, afirmó Moreira Valdez.

El mandatario mencionó que gracias al combate al narcotráfico que emprendió con el presidente, Enrique Peña Nieto, “ahora Piedras Negras es la ciudad de México donde los ciudadanos se sienten más seguros”.

Por otro lado, mientras Rubén Moreira ofrecía su último informe de gobierno, la Universidad de Texas, en Austin, Estados Unidos, presentó el estudio titulado “Control sobre todo el estado de Coahuila: Un análisis de testimonios en juicios en contra de miembros Zetas en San Antonio, Austin y Del Río”.

El informe recoge los testimonios rendidos por los capos Zetas: Enrique Rejón Aguilar, Efrén Tavira, Alfonso Cuéllar, Héctor Moreno y Humberto Uribe Tapia, entre otros, quienes confiesan los sobornos que pagaron a los gobiernos de Humberto y Rubén Moreira.

El capo de Piedras Negras Alfonso Poncho Cuéllar testificó que los líderes Zetas dieron dinero desde el 2009 a todas las autoridades de Coahuila, estatales, federales y municipales.

“Pagaban sus cuotas para poder mover sus drogas libremente y que no tuvieran ningún problema para que las drogas pudieran pasar por Coahuila y llegar a Piedras Negras, y poder pasarlas al otro lado y trabajar sin tener algún problema y sin que les fueran aseguradas”, afirmó Cuéllar en un juicio que se llevo a cabo en Austin.

Con información de Proceso