Ver más de Opinión

Los medios de comunicación y la credibilidad

La comunicación pública hoy está en el centro de la problemática social, pues nos encontramos ante una sociedad dividida, polarizada, que ha evolucionado de modo ágil tecnológicamente, creando nuevos hábitos y estilos de vida, pero generando desconfianza, rumores, noticias falsas y manipulación, sobre la base del anonimato que hoy ofrecen las benditas redes sociales.

Por tanto, se vuelve urgente dimensionar el significado que hoy adquieren los medios de comunicación de larga trayectoria, esos que construyen confianza día con día, dando la cara ante su público y generando entorno social de certeza.

Hoy las noticias que generan credibilidad son aquellas en las que hay una fuente conocida, a la vista de la sociedad y estos, son los medios de comunicación que se mueven en el mundo real, estos que han estado visibles desde siempre.

La visión empresarial en los medios de comunicación masiva, genera contenidos cercanos a la gente, a su público, porque se mueven en un contexto altamente competitivo, donde el público es el gran elector y para ganarse su atención e interés, se trabaja día a día para ser el mejor.

Motivada por el reconocimiento a esta vocación, la Academia Mexicana de la Comunicación creó la Medalla al Mérito Empresarial en Comunicación y entregó la primera de ellas a don Francisco Ibarra López, quien hace más de 50 años, en 1965, creó un conglomerado de radio denominado Grupo Acir.

Académico de número y parte del grupo fundador de la Academia Mexicana de la Comunicación, don Francisco Ibarra terminó dando su nombre a esta medalla en reconocimiento a sus méritos.

La segunda medalla otorgada por esta institución fue entregada a don Edilberto Huesca Perrotin, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de NRM Comunicaciones.

La tercera medalla, que corresponde al 2019, fue entregada este 30 de enero pasado al licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración del periódico El Universal, al cumplirse en 2019 los cincuenta años de su trayectoria al frente de este importante medio de comunicación de presencia nacional, que está cumpliendo 103 años de existencia.

Para dar contexto a estas cinco décadas, podemos recordar que en estos últimos cincuenta años México ha vivido una gran transformación, social, política y económica. Ha transitado de un modelo político dominado por un partido y ha llegado a la alternancia democrática.

De un modelo autocrático, que acababa de vivir una crisis estudiantil bajo la presidencia del presidente Diaz Ordaz, a un sistema democrático donde la ciudadanía con toda libertad selecciona a sus gobernantes.

México transitó de una economía cerrada, e inestable, a una economía abierta y globalizada, convirtiéndose en una potencia económica global.

La importancia de reconocer la visión empresarial en el ámbito de la comunicación nace del convencimiento de que los empresarios son los que generan los empleos y que el estado es quien facilita que esto se logre, generando un entorno de confianza y certeza jurídica a la inversión.

Es una falacia que el estado construye riqueza, pues ello no sucede en ninguna parte del mundo. Esto o hacen los emprendedores, arriesgando su capital y fortaleciendo las finanzas públicas a través de sus impuestos.

Sin embargo, el estado es quien administra estos recursos y los redistribuye para lograr que lleguen donde más se necesitan.

Por ello es que para lograr mejor calidad de vida y más empleos, el estado y el sector empresarial siempre deben ir de la mano, apoyándose mutuamente, pues ambos se necesitan: el estado, apoya generando un entorno de paz y certeza jurídica y el empresario impulsando la productividad, que es la fuente de la riqueza.

¿Usted cómo lo ve?

Twitter: @homsricardo

Linkedin: Ricardo Homs