Monitor Nacional
Los medios de frente a la Ley de Derecho de Réplica
Opinión | Redacción
30 de noviembre de 2015 - 2:06 pm
Replica-MN
Nadie está sujeto a multas ni demandas, simplemente se presenta una ley que incentiva que los actores asuman la responsabilidad de sus publicaciones en un entorno de libertad: Si usted publica y el interlocutor asegura que ha sido difamado, usted tendrá que abrir el espacio para responder, así de transparente.

Mi posición política respecto a cualquier pretensión o acción del estado respecto a usar su fuerza para obligar a un particular a hacer algo que no desee, siempre ha sido un tajante no y dudo que exista contexto o argumento alguno que me hagan considerar una posición en sentido contrario. Pero como la vida misma y la naturaleza, el día de hoy simpatizo con una gran iniciativa impulsada por los legisladores de Acción Nacional, Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón; permítame y le explico.

La iniciativa que fue aprobada por el pleno del Senado con 73 votos a favor y 30 en contra; y que ya ha sido enviada al ejecutivo para ser publicada en el Diario Oficial de Federación, ordena que los medios de comunicación que publiquen o transmitan información “falsa o inexacta”, estarán obligados a garantizar el derecho de réplica a cualquier persona u organismo que lo solicite.

Esto quiere decir, que se garantiza el derecho a las audiencias y requiere hacerse una precisión. La nueva disposición no solo aplica a publicaciones impresas, sino a agencias de noticias, productores independientes y cualquier otro emisor de información. Con esta disposición el Estado Mexicano deberá garantizar el derecho de las personas al acceso permanente y suficiente a la información.

Pocas regulaciones que obliguen a los particulares a atender su espíritu, son positivas y contribuyen al clima republicano y democrático; y esta debería ser vista sin recelo por los productores y distribuidores de contenido, puesto que garantiza que los actores políticos y privados – mediante presión – respondan a las investigaciones periodísticas; opiniones, aseveraciones o alusiones hechas por los editorialistas y al mismo tiempo, los medios de comunicación (sin mayor coerción que aquella derive de la misma exigencia pública, la reputación y el mismo mercado) tendrán mayor cuidado en publicar con objeto lesivo, al menos lo pensarán dos veces.

Nadie está sujeto a multas ni demandas, simplemente se presenta una ley que incentiva que los actores asuman la responsabilidad de sus publicaciones en un entorno de libertad: Si usted publica y el interlocutor asegura que ha sido difamado, usted tendrá que abrir el espacio para responder, así de transparente.

Enhorabuena a la Cámara de Senadores, a esto llamo liberalismo.

TAGS: , , , , , ,