Monitor Nacional
Los nuevos elementos químicos
Portada | Cosmic Marin
8 de enero de 2016 - 12:58 pm
tabla periodica de los elementos-MN
¿Quiere saber más? Bueno, el Bismuto es uno de los componentes principales para uno de los medicamentos favoritos de las personas: el Pepto Bismol

Primero que nada, quería ofrecerle una enorme disculpa, estimado lector, ya que por causas de fuerza mayor, estuvimos dos meses sin cuásares. No obstante, volvemos con todo esta primer semana de enero.

Ahora, pasando a lo importante, ¿ya vio la noticia de que tenemos nuevos elementos químicos? Quizá no es tan importante, ya que la mayoría recordamos a lo sumo los primeros tres en el orden correcto.

La cantidad exacta de elementos químicos ahora son 118. Los nuevos elementos fueron descubiertos –mejor escrito, elaborados- por japoneses, rusos y estadunidenses. La dependencia encargada de revisar los elementos y determinar si de verdad es un nuevo elemento se llama Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC, por sus siglas en inglés).

Pues para que se dé un quemón. La larguísima lista va así: Hidrógeno, Helio, Litio Berilio, Boro, Carbono, Nitrógeno, Oxígeno, Fluór, Neón, Sodio, Magnesio, Aluminio, Silicio, Fósforo, Azufre, Cloro, Argón, Potasio, Calcio, Escandio, Titanio, Vanadio, Cromo, Manganeso, Hierro, Cobalto, Níquel, Cobre, Zinc, Galio, Germano, Arsénico, Selenio, Bromo, Kriptón, Rubidio, Estroncio, Ytrio, Circonio, Niobio, Molibdeno, Tecnecio, Rutenio, Rodio, Paladio, Plata, Cadmio, Indio, Estaño, Antimonio, Telurio, Yodo, Xenón, Cesio, Bario, (vienen los lantánidos) Lantano, Cerio, Praseodimio, Neodimio, Prometio, Samario, Europio, Gadolinio, Terbio, Disprosio, Holmio, Erbio, Tulio, Yterbio, Lutecio (fin de los lantánidos), Hafnio, Tántalo, Wolframio, Renio, Osmio, Iridio, Platino, Oro, Mercurio, Talio, Plomo, Bismuto, Polonio, Astato, Radón, Francio, Radio, (ahora vienen los actínidos) Actinio, Torio, Proactinio, Uranio, Neptunio, Plutonio, Amercio, Curio, Berkelio, Californio, Einstenio, Fermio, Mendelevio, Nobelio, Lawrencio

(fin de los actínidos), Rutherfordio, Dubnio, Seaborgio, Bohrio, Hassio (justo en este elemento se acabó la tabla que aprendí en secundaria y preparatoria), Meitnerio, Darmstadtio, Roentgeno, Copernicio, nos saltamos uno, Flerovio, nos saltamos otro Livermorio y terminamos con dos más.

Esos que nos saltamos son los aún no nombrados –como deberían- Ununtrium (Uut o elemento 113), Ununpentium (Uup, elemento 115), Ununseptium (Uus, elemento 117), y Ununoctium (Uuo, elemento 118).

¿Le parece aburrido? No tanto, verá, datos divertidos de la tabla nos demuestran que los seres vivos tenemos CHON. Sí, ya sé, pésimo chiste, realmente es CHONSP, que quiere decir que estamos compuestos de Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno, Azufre y Fósforo principalmente. Diría Carl Sagan que estamos hechos de polvo de estrellas.

 

quimica1

¿No lo convencí con eso? Bueno, pudo haber notado que varios elementos tienen nombres que parece que nada que ver con su símbolo químico, como el del Cobre (Cu) o el de la Plata (Ag), pues resulta que sus nombres originales de estos elementos están en otros idiomas como el griego o el latín. El cobre viene del latín Cuprum. La plata viene del latín Argentum. Y mi favorito para hacer chistes, el Oro, ¿por qué? Simple, pregúntele a alguien cuál es el símbolo químico del Oro y luego pellízquele un brazo. Si no dice “Au”, la respuesta será incorrecta y tendrá que pellizcarle hasta que dé con la verdad. El oro viene del latín Aurum.

quimica2

¿Tampoco con los chistes? Bien, si usted, estimado lector es persona que gusta de personajes ilustres para usted tenemos el Copernicio (Copernicium), que viene de Nicolás Copérnico, el Einstenio, por Albert Einstein, el Fermio, por Enrico Fermi, El Curio, por toda la familia Curie (sí, no sólo es Maríe), El Nobelio por Alfred Nobel. Si gusta de dioses, están el Uranio, Neptunio, Plutonio, que como buenos dioses, son los más adecuados para desestabilizarlos en una gran bomba.

http://giphy.com/gifs/3oxRmlyrDl9fdXleJW/html5

¿Quiere saber más? Bueno, el Bismuto es uno de los componentes principales para uno de los medicamentos favoritos de las personas: el Pepto Bismol. El Fluór es el obligado para todos los niños que recibe el dentista –a mí en la primaria me pusieron mucho de ése-. Tal vez no en su estado puro, pero el Cloro nos ayuda para limpiar y eliminar muchas bacterias. ¿Sabía usted que las semillas de manzana contienen Arsénico? ¿No? Pues no se preocupe, ya que las semillas en una sola manzana no nos hacen nada, pero si usted consume una taza de semillas –solamente semillas-, puede morir envenenado.

¿Tiene de esos lentes “cariñosos” que se opacan con el sol? Puede contener entonces una ligera capa de Vanadio. ¿Le gusta la joyería? El oro y la plata por excelencia, en su defecto, el carbón molecularmente ordenado puede ofrecerle un diamante.

Por cierto, no es coincidencia que un elemento químico se llame igual que el desaparecido planeta de Superman. De hecho, en uno de los tantos cómics (el catorce de Action Cómics, dentro de la temporada del nuevo 52, llamado “Luz estelar, estrella brillante”), el mismísimo Neil deGrasse (sí, el astrofísico de la serie Cosmos) descubre la explosión de un planeta a 27 años luz de la tierra (la edad de Clark Kent ronda ese número), ese planeta orbitaba una enana roja (recuerden, Kriptón tenía un sol rojo), en la constelación Corvus (perdón, no podía evitar el dato geek de mi superhéroe favorito).

superman

A lo que originalmente iba con estos datos curiosos es que estamos relacionados y hechos con todos los elementos de la tabla de alguna forma, sintéticos (hechos por el hombre) o naturales. Nos los sepamos o no, todos son producto de un mismo lugar, la nucleogénesis que se da en las estrellas.

En columnas anteriores les había relatado la relación protón-protón y cómo es que las estrellas formaban elementos cada vez más pesados. Pues es dato conocido que los seres humanos no nos queremos quedar atrás en crear elementos. Los aceleradores de partículas en el mundo –no es nada más el LHC (gran colisionador de hadrones) en Suiza-, se dedican a elaborar elementos con técnicamente la energía equivalente a una reacción nuclear dentro de una estrella –según yo, todavía no llegamos-, En México, dentro de la UNAM tenemos tres solamente en el Instituto de Física y en uno de ellos un investigador está elaborando Aluminio 26(26Al), un material que solamente se produce en las estrellas en ciertas condiciones. En futuras columnas les paso el dato con mayor detalle.

Por lo pronto, es todo, espero que haya disfrutado de esta columna luego de haberme detenido tan drásticamente. Ojalá que usted y yo hayamos tenido química esta vez –sí, otro chiste malísimo-.

Aprovecho también el pequeño espacio para dedicarle unas líneas de felicitación a Sebastián G. Sixtos, que el día de hoy cumple años y quería agradecerle por permanecer molecularmente armado y estable con su servidora durante una vuelta más a la tierra.

 

TAGS: , ,