Monitor Nacional
Los seguros son algo raro
Proyecto de vida | José Gregorio Contreras
30 de septiembre de 2015 - 1:41 pm
seguros-mn
De los 106 millones de habitantes que tiene México, sólo 18 millones de personas están aseguradas, lo que destaca la necesidad de fomentar una cultura de la prevención

A pesar de ser un Asesor Financiero y Patrimonial debo reconocer que trabajar en seguros es algo raro para muchos, simplemente porque el proceso se inicia con dos personas que se reúnen y una de ellas no quiere hacerlo.

Afortunadamente esa persona que inicialmente no quería hablar al respecto y toma finalmente la decisión de reunirse y ver de qué se trata todo esto de los seguros, muchas veces invierte en un plan y sale sin ese síndrome de rareza que tenía inicialmente, comienza a sentirse protegido y con una saludable sensación de tranquilidad.

Si vez a tu alrededor y comienzas a investigar cuantas personas están amparadas, por ejemplo con un seguro de vida, veras que aún hay muchas personas que están desprotegidas aun teniendo las posibilidades económicas para hacerlo.

La respuesta: hay poca cultura de protección en nuestro país.

De los 106 millones de habitantes que tiene México, sólo 18 millones de personas están aseguradas, lo que destaca la necesidad de fomentar una cultura de la prevención. Ahora bien, los seguros no son los únicos raros, hacer un testamento y comprar un lote en el panteón también lo son. Nadie quiere saber de ello como si con eso no llegaremos al “llegadero”. Pareciera que todo lo que está alrededor de lo inevitable, como es cruzar el umbral, lo colocamos en un pedestal que nos impide enfrentar y encarar los puntos álgidos de nuestros proyectos de vida.

Lo cierto de todo esto es que tanto los seguros, como el testamento como un sitio en el panteón es algo que debe adquirirse de manera responsable. Dado que la situación económica que estamos atravesando nos hace pensar más de una vez si invertimos en esto, lo cual lo vemos como si fuéramos inmortales, existen momentos en que podemos hacer un apartado para invertir en ellos, por ejemplo con el pago de aguinaldo y/o utilidades.

Generalmente la toma de conciencia de todas estas necesidades se incrementa en la medida que tenemos más edad, el reto está en bajar ese número. ¿Cómo hacerlo?

El trabajo comienza en cada uno de nosotros, debemos “evangelizar” a nuestros jóvenes, para que el futuro sea llevadero y el retiro digno y sin carencias. Si logramos ese viraje en el tiempo, cualquier plan que tomemos será más llevadero porque las aportaciones serán de montos más pequeños.

josecontreras

TAGS: , , , ,