Ver más de Estadio, Noticias

Luis Enrique hace su presentación oficial con la selección española

Ciudad de México.- “A algún jugador habrá que darle un abrazo, a otro una colleja, cuando haya que meter mano dura, no tengo ningún problema”, dijo Luis Enrique en su presentación.

Con traje negro, impecable, zapatos con una especie de pinchos muy curiosos, el nuevo seleccionador nacional hizo su primera, y esperadísima, aparición ante la prensa. En un tono sereno, hasta divertido por momentos, dejó una de esas sentencias que le definen. “En mi puesto intentaré ser lo más profesional posible, seguramente no soy el más simpático, pero bueno, eso hacia fuera, porque mis amigos dicen que fuera de las cámaras soy muy simpático”, respondió a la pregunta sobre su relación con los micrófonos. En un tono jocoso, explicó su método: “Llamarlo como queráis. A algún jugador habrá que darle un abrazo, a otro una colleja, cuando haya que meter mano dura, no tengo ningún problema. No soy amigo de poner muchas normas, pero unas mínimas sí porque si no se puede convertir todo en un cachondeo”, resumió.

Casi al final de la rueda de prensa, alguien le preguntó por sus opiniones políticas. “No voy a hablar nada política, pero esas frases que se me atribuyen no se ajustan a la realidad. Yo me siento orgulloso de ser asturiano, de vivir en Cataluña y orgulloso de ser español. Sé bien lo que soy, pero debe ser la primera vez que acusan a un gijonés de… En fin, no debe conocer a Pelayo. Yo me considero gijonés, asturiano y español… ¡y también catalán!”

Además, entró un poco en profundidad sobre cómo va a ser su equipo. “Hay mucho nivel en el equipo, pero hay que mejorar muchas cosas. Hay que ser un equipo agresivo, que pueda hacer daño al rival, hay que mejorar la presión tras pérdida, hay que saber defender, recibir menos goles… Nada que no hayan querido mis predecesores. La fase más difícil del fútbol es la fase de finalización, cuando un equipo está metido atrás y no te deja espacios. Eso es lo que hemos sufrido últimamente y lo que creo que vamos a seguir sufriendo, y eso es lo que se puede mejorar”, ha dicho, y ha insistido mucho en que el estilo no se toca. “El estilo que nadie se preocupe que no lo vamos a tocar, vamos a ser protagonistas con el balón, pero ojo, que el rival también juega y hay que saber defender”.

Con información de El Mundo