Ver más de Noticias, Portada

Maduro anuncia cese subsidios estatales a la gasolina nacional

Maduro

Ciudad de México.- Nicolás Maduro informó el cese de los subsidios estatales a la gasolina nacional ya que es considerada la más barata del mundo y así podrá colocarse a precio internacional para que se acabe el contrabando hacia Colombia y hacia el Caribe”, dijo ayer en el Palacio de Miraflores durante una alocución televisada.

Con una economía en caída libre, la medida pretende impedir la hemorragia que supone el flujo de combustible hacia los países vecinos, en un país donde, debido a la hiperinflación, por el precio de una taza de café se puede rellenar el depósito de un coche casi 9.000 veces, según informa la BBC. El precio promedio del litro de gasolina en Colombia (cerca de 1 dólar) es suficiente en Venezuela para llenar los tanques de unos 700 vehículos medianos. Pero la medida es polémica: tras décadas de bonanza petrolera, los venezolanos están acostumbrados a que la gasolina sea casi gratuita. La decisión del presidente Carlos Andrés Pérez de decretar una subida de su precio en 1989 fue lo que desencadenó los importantes disturbios de aquel año, conocidos como “el Caracazo”.

La subvención, no obstante, se mantendrá para quienes registren sus datos en el gubernamental Censo de Transporte, que la oposición califica como una medida de control social y político. “Aquella persona que no atienda el llamado al censo tendrá que pagar el combustible al precio internacional”, dijo Maduro, quien remarcó que entre el miércoles y el viernes de esta semana los venezolanos tendrán la “última oportunidad” de acudir a los puntos que ha dispuesto el Gobierno en todo el país para registrar sus datos y conservar el precio subsidiado del combustible.

Maduro estimó que Venezuela pierde 18.000 millones de dólares al año por el tráfico ilegal de este líquido hacia el país vecino. Maduro subrayó también que mantendrá el “subsidio directo a todos los dueños de vehículos automotores” de Venezuela a través del gubernamental “Carné de la Patria”, un censo creado el año pasado y en el que se han inscrito más de 17 millones de personas (cerca de la mitad de la población nacional) según datos del oficialismo.

Insistió en que es una decisión “tajante” que esta semana los ciudadanos tendrán la última oportunidad para registrarse y tener acceso al subsidio, aunque no apuntó fechas de cuándo entrarán en vigor los nuevos precios.

Opositores y algunos transportistas de Venezuela han rechazado el registro de vehículos, por considerar que impondrá un “racionamiento de gasolina”. Las agrupaciones opositoras pidieron a la ciudadanía “no ser parte” del censo que consideran discriminatorio.

Maduro, además, anunció que la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) usará desde el lunes próximo la criptomoneda gubernamental “petro” como unidad contable. “A partir del lunes que viene Venezuela va a tener una segunda unidad contable a partir del precio, del valor del petro. Va a ser una segunda unidad contable de la República y va comenzar operaciones como unidad contable obligatoria de nuestra industria petrolera PDVSA”, dijo Maduro en una alocución televisada.

El gobernante explicó que Venezuela tendrá el “petro” y el “bolívar soberano” como unidades contables desde el 20 de agosto, cuando entrará en vigor una reconversión monetaria que le quitará cinco ceros a la moneda nacional, el bolívar. El signo monetario usará desde entonces el apellido de “soberano” para diferenciarse y estará impreso en los nuevos billetes que comenzarán a circular dentro de una semana, con denominaciones más ajustadas a la hiperinflación nacional, que cerrará este año en un 1.000.000 % según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Banco Central (BCV) “comenzará a publicar las cifras oficiales del valor del bolívar soberano de acuerdo al petro y el valor del petro de acuerdo a las divisas internacionales”, adelantó hoy Maduro sin más detalles, aunque pidió a sus ministros del área económica que expliquen las medidas esta semana. “Venezuela va a tener un marcador oficial real (…) para que se acabe la especulación con la moneda venezolana”, resaltó Maduro.

El jefe de Estado decretó el próximo lunes como día no laborable para facilitar la entrada en vigor de la reconversión monetaria y de la nueva familia de billetes que, señaló, convivirá con el actual cono monetario hasta su extinción. Aseguró que el BCV así como los bancos privados y públicos del país ya tienen los nuevos billetes y están adaptándose para los cambios. La criptomoneda venezolana, respaldada por el petróleo de la Faja del Orinoco, el mayor reservorio de crudo del planeta, está desde abril teóricamente operativa para la compraventa de bienes dentro del país, pero no se conoce el alcance de este mecanismo en las transacciones.

Con información de El Confidencial