Monitor Nacional
“Marco Mena, guerrero tlaxcalteca”
Oídos Sordos | Eduardo Silvestre
10 de enero de 2017 - 12:53 pm
antonio_mena_460x290
Todo pinta para avanzar en los ritmos de cambios que se han comenzado a dar desde el primer día de este año 2017, y no es porque se hayan iniciado espontáneamente

Que tal mi muy apreciable lector, 11 días después de haber iniciado el año 2017 me presento nuevamente contigo, pero deseándote lo mejor para lo que viene, y sobre todo te pido una disculpa por no haber escrito, sino hasta la madrugada del día de hoy.

Quiero iniciar estas líneas sin fondo o forma, retomando algo que sucedió en mi estado natal, hablo de Tlaxcala por supuesto, donde el primero de este mes, rindió protesta nuestro Gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, y porque lo recalco, simplemente porque desde hace 1 año, donde hablé de él, en la columna “Marco Gobernador”, que por supuesto los invito a leer nuevamente en esta barra de opinión Oídos Sordos,  retomé su sencillez, su profesionalidad, su presencia y su gallardía, y que sin duda alguna iba marcar un antes y un después en la política tlaxcalteca, y no me equivoqué pues volví a plasmarlo en la columna “El Nuevo Mañana del PRI con Marco Mena” donde refrende este antecedente, ¿Por qué menciono esto?

La respuesta es muy sencilla, una nueva forma de gobernar necesita la voluntad de hacer las cosas honoríficamente y no de corazón cerrado, merece una forma de hacer política de calidad y no política de antaño, ya lo mencionaba John H. Newman Cardenal y escritor británico.”En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces.” Y en la gobernabilidad del siglo XXI es la profesionalidad y la ética que dicta una nueva forma de hacer la garantía de una política plural e incluyente sin ver colores o ideologías.

Aunque para los escépticos y para los que creen de una política ancestral y fuera de contexto pondré una cita de Anatole France “Todos los cambios, aun los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía”.

Pues un nuevo gobierno ha comenzado a marcar la pauta entre estabilidad y continuidad, dos términos que serán de gran alcance para un periodo de cuatro años ocho meses en el estado de Tlaxcala. Si bien es cierto que ya comenzamos a ver la pluralidad de este gobierno entrante en el primer discurso dirigido por Marco Antonio Mena Rodríguez en su toma de protesta como Gobernador electo.

Un discurso inclusivo no solo de las clases sociales, sino políticas algo que para mucho era opaco visualizar debido a que todo se mantuvo hasta el final, como los aderezos en el pastel.

Y fui ahí donde se comenzaron a estrechar los lazos de amistad, de unidad, de cordialidad, de veracidad en la toma de decisiones.

Todo pinta para avanzar en los ritmos de cambios que se han comenzado a dar desde el primer día de este año 2017, y no es porque se hayan iniciado espontáneamente, sino porque son la consecución de las debidas reformas llevadas a cabo en el Congreso de la Unión.

Si bien es cierto que el discurso comenzó con la inclusión de las elites políticas a este cambio de gobierno aunque parecerá utópico para muchos, debido a que pareciera ser de clases, pero incluyente en las decisiones que en estos momentos priorizan necesidades que se han viralizado debido a los impactos de la incertidumbre que están dejado los mercados financieros en todo el mundo.

Pautas que no solo redireccionarán a Tlaxcala sino a todos los gobiernos entrantes en el Estado Mexicano, y es que la mano dura de nuestro vecino Donald Trump que plasme de igual forma una columna sobre él y te invito leerla, pues me adelantaba a estos escenarios promete no detenerse hasta ver cumplido los objetivos internacionales que enmarcaron su candidatura, está por demás mencionar su nombre ya que se ha convertido en el desayuno de la moneda mexicana estos últimos días.

TAGS: , ,