Monitor Nacional
México necesita una Ley General de Aguas
Opinión | Alejandro Medina Mora Nieto
8 de diciembre de 2015 - 8:24 am
Ley General de Aguas-Alejandro Medina Mora Nieto
Una Ley General de Aguas, nos ayudará a delimitar las bases, principios y competencias de los tres órdenes de gobierno y la sociedad.

El 8 de febrero de 2012, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 4º de nuestra Carta Magna, para elevar a rango constitucional el derecho humano al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico.

En relación con lo anterior, cabe mencionar que nuestra Ley Aguas Nacionales, vigente al día de hoy, data de 1992. Si bien dicho ordenamiento normativo ha tenido algunas reformas y adiciones (la más relevante en el año de 2004), es evidente que más de 20 años después, la situación hídrica de nuestro país es muy distinta a la que le dio origen a dicha ley.

Hoy en día contamos con factores como el cambio climático que tienen como consecuencia fenómenos hidrometeorológicos cada vez más extremos. Por un lado, huracanes de mayor intensidad, y por otro, sequías más prolongadas.

Aunado a ello, de los 603 acuíferos con que cuenta nuestro país, 105 de ellos están sobrexplotados, lo que nos obliga a repensar sobre el marco normativo adecuado para hacerle frente a este los diversos escenarios que enfrentamos.

Es por ello que, resulta necesario contar con un instrumento normativo de vanguardia y referencia mundial que posicione a México dentro de los primeros países en el mundo en favorecer en todo tiempo a la persona, mediante la garantía del derecho humano el acceso, disposición y saneamiento de agua.

Más aún, una Ley General de Aguas, nos ayudará a delimitar las bases, principios y competencias de los tres órdenes de gobierno y la sociedad, con miras a garantizar el derecho humano al agua y poder llevar a cabo una gestión más eficiente de un recurso tan importante.

En ese sentido, es evidente la necesidad de atender a las personas y grupos que tradicionalmente han sido menos favorecidas en el acceso al agua, en particular las mujeres, los niños, los grupos minoritarios, pueblos indígenas, entre otros, con el ánimo de cubrir sus necesidades de agua en forma progresiva.

De igual manera, es menester contar con una Ley General de Aguas con miras a la implementación de políticas públicas en México sobre el recurso hídrico, que nos permitan tener más herramientas y elementos para mejorar la gobernanza del agua y que sea un factor de armonía, equilibrio y desarrollo.

Hoy más que nunca, necesitamos una Ley General de Aguas que confirme la propiedad de la Nación sobre las aguas, tal y como lo establece el artículo 27 Constitucional.

TAGS: ,