Monitor Nacional
México violento
Divisadero | Eduardo Gonzalez
10 de mayo de 2017 - 11:45 am
Reuters-violencia-balas
Las cifras no dejan espacio a la especulación: 23 mil homicidios dolosos efectuados en 2016 que colocaron a nuestro país como la segunda nación con el mayor aumento en el número de muertes

Hace siete años el “Barómetro de Conflictos” de la Universidad de Heidelberg, Alemania, publicó su reporte sobre la violencia y los conflictos en el mundo. En el documento se afirmaba que México se encontraba envuelto en un conflicto catalogado como “guerra”, lo que implicaba “el uso sistemático, continuo y organizado de acciones violentas, con un nivel acorde a las posibilidades máximas de los contendientes y que provocaba una destrucción duradera”.

Según aquel reporte, nos encontrábamos ubicados en el nivel máximo de violencia de cinco probables. Todavía experimentaríamos un nivel mayor de violencia como fue el vivido en 2011. La reacción del “gobierno” de Felipe Calderón no se hizo esperar, las joyas discursivas comenzaron a lanzarse: eran exageraciones, la guerra la íbamos ganando, pronto terminaría, las víctimas pertenecían al crimen organizado, solo era cuestión de percepción, y muchas más. Nuestro nivel de asombro parecía no tener límites.

A siete años de aquel reporte las cosas han empeorado. Esta semana el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), dio a conocer su último reporte sobre violencia y en él se menciona el alto nivel de violencia existente en nuestro país. Podemos leer en el reporte que “la violencia derivada de la militarización de la lucha contra el narcotráfico en México alcanzó los niveles de un país en guerra abierta” (Forbes, 9 de mayo de 2017).

Las cifras no dejan espacio a la especulación: 23 mil homicidios dolosos efectuados en 2016 que colocaron a nuestro país como la segunda nación con el mayor aumento en el número de muertes el año pasado, solo superado por Siria, y quedando arriba de Irak, Afganistán, Yemen, Somalia, Sudan, Turquía, Sudán del Sur y Nigeria. Según el IISS, estas naciones concentran 80 por ciento de las muertes ocasionadas en el mundo a consecuencia de los conflictos armados vigentes.

Otra conclusión a la que llega el IISS es “lo inusual que resulta que la violencia criminal alcance un nivel similar a un conflicto armado, lo que ocurrió en el en el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) y, especialmente, en México”. Aunque en los tres países centroamericanos la cifra de asesinatos fue de 16 mil, mientras en México llegamos a 23 mil con lo cual el número de asesinatos aumentó 22.8 por ciento entre 2015 y 2016. Frente a esta pesada realidad, lo más preocupante es que no miramos la luz al final del túnel; contrario a esto, los primeros meses de 2017 han sido los más violentos desde 2011.

Los resultados dan muestra de la estrategia fallida contra el crimen organizado, pero también del empecinamiento por parte del “gobierno” de Enrique Peña Nieto de continuar con una lucha que bajo el modelo actual lo único que garantiza es un mayor grado de violencia, y la no desaparición de los cárteles de la droga y el crimen organizado en su conjunto.

TAGS: , , ,