Monitor Nacional
México y sus enemigos (Canelo campeón)
Portada | Adrián Maravilla
23 de noviembre de 2015 - 4:11 pm
canelo-metrics
Acá en México se hablaba de robo, le regalaron la pelea al Canelo, los jueces ya la traían contra Cotto. Otros pocos como Juan Manuel Márquez, gran campeón mexicano, vio la pelea empate

La noche del sábado en el Mandalay Bay de Las Vegas, se llevó a cabo una de las peleas más esperadas del boxeo este año. Miguel Ángel Cotto y Saúl “Canelo” Álvarez se vieron las caras, e intercambiaron golpes arriba del ring. Uno es una leyenda y el otro un chico con tremendo futuro.

En Las Vegas solo pelean los mejores, y uno de los mejores es Miguel Cotto. Su sola presencia es bolsa garantizada. Otro de los mejores es el Canelo, solo que a diferencia de Cotto, el mexicano, no llega con respaldo de su gente. En las vegas sí, en México, no.

¿Por qué no le creen al Canelo? Yo creo que por la misma razón que no le creen al Chicharito.

El futbolista Javier Hernández ha jugado en el Manchester United de Inglaterra, en el Real Madrid de España y ahora milita en el Bayer Leverkusen de Alemania. ¿Cuántos jugadores mexicanos han logrado algo similar? Si acaso dos; Hugo Sánchez, ídolo del madridismo y Rafael Márquez, multicampeón con el Barcelona. Chicha tiene 59 goles con el United, 9 con el Madrid y 12 con el Leverkusen. Ha marcado en todas las ligas y copas que ha jugado. Y no estoy contando lo que ha hecho en México con la selección y su club, me limitaré a lo que hace en el extranjero.

A pesar de los demoledores números de Javier, como cualquiera, tiene detractores. Lo triste es que la mayoría de sus detractores, se encuentran en su país, en México.

He escuchado comentarios tan tontos como: “si es tan bueno, ¿por qué ya no está en el Real Madrid?” O “si fuera tan bueno, seguiría en el Manchester”. Mientras que en el extranjero lo colocan en el Chelsea de Inglaterra, cuando acaba de llegar a Alemania.

Metió un doblete en Bundesliga, pocos lo hacen; pero falló una, dicen sus detractores.
Anotó en Champions y le dio vida a su equipo; pero no es titular, dicen sus detractores.
Es el delantero más efectivo de la premier en 20 años; las mete de suerte, dicen sus detractores.
Su nombre es cantado en el Bernabéu; pero no es del nivel de Cristiano, dicen los que no lo quieren.

Y como esos comentarios negativos, encontramos todos los días, minimizando al mexicano que triunfa en el extranjero. Como les duele ver que los nuestros son de clase mundial… Y como les dolió el sábado por la noche, a los críticos de Saúl “Canelo” Álvarez, ver que le ganara en una buena pelea a Miguel Cotto.

Para empezar, habría que señalar que la mayoría de la gente que ve mega peleas, no sabe de boxeo, pero ese tema en particular, no importa. Este público cree que el box es intercambiar golpes a lo bruto y que el perdedor cae noqueado y bañado en sangre, eso no es boxeo. Una de las características de este deporte es golpear y no ser golpeado. Es un deporte de inteligencia. En ocasiones, más que una zacapela, se convierte en un juego de ajedrez. Esto pasó esa noche; Álvarez leyó la pelea de Miguel y a pesar de que se peleó como le gusta al puertorriqueño, se ganó como lo planeó el mexicano.

Hay quien argumenta que el mejor del mundo y uno de los mejores de la historia, Floyd Mayweather, gana así, como lo intentó Cotto el sábado. Y sí, así ganaba el “Money”, la diferencia está en que cuando él lo hacía, jamás fue conectado con poder. Salía round tras round, caminaba el cuadrilátero, contragolpeaba, hacia puntos y se iba. Ofrecía espectáculo defensivo, pero poco al público habido de sangre. Miguel Ángel por otra parte, recibió cualquier cantidad de golpes de poder lanzados por el Canelo. Dicen que Álvarez se vio lento, no fue así, si bien Saúl es un hombre de poco juego de piernas, Cotto es un hombre veloz, esta combinación hace que a lado del Canelo, parezca flash.

El Canelo tiró poco, pero conectó mucho. A la defensa se vio brutal. Se quitó muchos golpes y combinaciones, la mayoría de los golpes acertados de Cotto fueron jabs, golpes solo para marcar distancia y puntuar. Álvarez contra golpeó, y desde cualquier ángulo, acertó. Casi todas las estadísticas lo favorecen.

¿Si fue tan contundente, por qué no le creen? No le creerán en México, porque al finalizar la pelea, ningún medio en el Mandalay Bay cuestionó la decisión, incluso pocos hablaron de revancha, todos querían saber si el Canelo aceptaría pelear con Golovkin. Figuras internacionales felicitaban al Canelo, entre ellos el gran Sugar Ray Leonar, hombre que sabe poquito de boxeo (broma).

Acá en México se hablaba de robo, le regalaron la pelea al Canelo, los jueces ya la traían contra Cotto. Otros pocos como Juan Manuel Márquez, gran campeón mexicano, vio la pelea empate, y habló muy bien del Canelo tras la pelea.

Yo vi ganar al Canelo, lo vi crecer, lo vi para ganarle al GGG y si Floyd decidiera regresar, y se encontrara en su camino, una historia distinta sería a la del primer combate. No digo que ahora le ganaría al mejor del mundo, digo que habría pelea.

Yo creo en lo que hace Canelo, lo que hace Chicharito, Checo Pérez, Ayón, González, Longoria, etc. Yo les creo, y creo que de entre lo muchos enemigos de México, en México, aun quedamos entusiastas de los nuestros allá afuera.

TAGS: , , , ,