Ver más de infusión

Millennials, ¿Conocen las estampillas postales? antes de whatsapp, esto era un arte

Ciudad de México.- El mundo moderno pudiera dividirse en dos etapas: antes del email y depués del email. Enviar y recibir cartas, mensajes, fotos o cualquier documento es en la actualidad algo rápido, económico y eficiente. Basta teclear en la computadora o en el celular para instantáneamente enviar una información que puede ser leída inmediatamente por el destinatario, pasando por alto la compleja estructura que es necesaria para que un correo postal llegue de un lugar a otro.

El correo es, por definición, la comunicación de un punto a otro mediante un intermediario y existe desde que se inventó la escritura. Y uno de los elementos característicos del correo postal es, sin duda, las estampillas o timbres que cuidadosamente se elegían para acompañar los mensajes que serían entregados en días, semanas o meses a su destino.

Este proceso es conocido como “El arte de la Filatelia” y en México hoy cumple 161 años la emisión del primer timbre postal.

    

Cada timbre postal tenía diferente costo según el color. Por ejemplo, el azul tenía valor de medio real, el amarillo un real, el verde dos, el rojo cuatro y por último el lila un precio de ocho reales. Todos los sellos postales fueron diseñados por José Villegas, director de la imprenta de gobierno, impresos en papel sin marca de agua o filigrana, utilizando la técnica del grabado.

Las estampillas postales tenían tres funciones principales. La primera y más obvia era la de certificar las cartas cuyo envío había sido ya prepagado. Pegar una estampilla en un sobre era la forma oficial de decir «señor cartero, con esta rúbrica garantizo que no le estoy viendo la cara; he pagado ya sus honorarios, así que puede ir tranquilo a entregarle esta carta a mi bienamada»., o cualquiera que fuese nuestro mensaje.

La segunda función no era económica, sino, en cierta forma, diplomática. Ya que el cartero recorrería calles, pueblos, ríos, ciudades, mares y continentes para entregarle cientos de cartas a la misma bienamada (al querer, pues), a alguien se le ocurrió el gran detalle de incluir en la estampilla un guiño del lugar de origen: paisajes, monumentos, personajes. Los timbres postales fueron así los primeros embajadores.

Desde su primera emisión, el 1 de agosto de 1856, el timbre postal tiene 161 años de vigencia y forma parte no sólo como elemento para facilitar la comunicación entre los mexicanos, sino como una pieza de arte y coleccionismo. El uso de las estampillas no sólo es para el envío de una carta, también promueven indirectamente el turismo, el deporte y la cultura de México.

Desde personajes históricos como Miguel Hidalgo, hasta ídolos del deporte como los integrantes de la selección mexicana de futbol que participó en el Mundial Brasil 2014.

Resultado de imagen para estampillas postales mexico gif

De acuerdo con información de Correos de México, el 21 de febrero de 1856, durante el gobierno del presidente Ignacio Comonfort, se dio a conocer la creación de los primeros sellos de correo, los cuales saldrían a la venta el 20 de julio del mismo año.

 

 

En 2014, celebrando 158 años desde la emisión del primer timbre postal, se siguen lanzando diferentes estampillas alusivas a algún acontecimiento importante, fechas destacadas o personajes del pasado y la actualidad.

Resultado de imagen para estampillas postales mexico

Algunos piensan que el correo es un servicio viejo, pero también se modernizaron al implementar la distribución de timbres postales en su página de internet.

Teniendo el servicio de venta electrónica, es más fácil adquirir los sellos debido a que por dicho medio se muestran las características del mismo, como tipo de impresión, costos, diseñador, y descripción, entre otros elementos.

Las estampillas de igual forma tienen auge entre los coleccionistas, ya que entre ellos el costo de cada uno incrementa al establecido, debido a la impresión y rareza.