Monitor Nacional
Mísera opulencia
En Contexto | Fernando Suárez
5 de octubre de 2015 - 9:50 am
Pobreza-MN
El enojo social y la política nefasta están desviando el derrotero nacional por el camino incorrecto.

Día a día en México crece el repudio en contra de la clase política y su poder, la política económica está afianzando el modelo de desarrollo con concentración de la pobreza.

Los políticos deben sentarse, mejor no porque se duermen en las cómodas curules, entonces que se pongan de pie y analicen de forma y fondo un modelo de desarrollo económico que permita disminuir la pobreza. Ahora se va a escuchar mucho un nuevo proyecto llamado POR MÉXICO impulsado por la corriente política de izquierda, veamos si no queda solo en proyecto. Como ejemplo durante la vida nacional en el siglo pasado y de los años 40 a 80, el cuerno de la abundancia creció a una tasa de 6 por ciento promedio anual y en contraste en el periodo 1982-2018, la proyección económica es de una tasa promedio anual de 2 por ciento. Excesivamente mediocre para el potencial de un país como el nuestro.

¿Qué se hizo mal o diferente para caer tan bajo en materia económica?

El modelo de desarrollo económico alcanza nada más para dar empleo y bienestar a una parte de los mexicanos, se traduce en que más de la mitad está fuera de la riqueza.

La política económica presentada por el flamante secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para 2016, no cambia las cosas: la meta de PIB se fijó en 2.6 por ciento a 3.6 por ciento, la misma situación deplorable. También dijo que las gasolinas bajaran de precio, veremos que tanto baja, no precisó de cuanto es la disminución del precio de las gasolinas, pero de ser así por consecuencia todos los insumos y servicios deberán bajar sus costos, para así incentivar el consumo interno. Cabe mencionar una formula de los negocios: “más vale hacer poco dinero con muchos, que mucho con uno solo”, lo que se traduce en liquidez, poca pero el dinero circula y eso es importante.

Las cifras sobre la disminución de la pobreza sólo revelan el efecto corto placero de los programas asistencialistas de regalar comida y bienestar, pero no derivadas de mecanismos económicos.

Entonces podría ser que el futuro del país no sea político, sino económico. La pobreza, desigualdad y marginación son detonantes históricos de conflictos sociales. La conversación de los políticos debiera ser qué nuevo modelo de desarrollo necesita el país para crecer a tasas que permitan cero inflaciones y con promoción del mercado interno.

La economía como esencia de la vida es una enfermedad mortal, porque un crecimiento infinito no armoniza con un mundo finito.

Erich Fromm (1900-1980) Psicologo social de estadounidense

TAGS: , , , ,