Ver más de Opinión

Motos con 2 pasajeros: regular sí, prohibir no

Mi abuela solía decir que los justos debían pagar por lo que hacían los pecadores. Mientras yo era niña, incapaz de reflexionar y cuestionar, asentía; sin embargo, hoy no hay nada peor que pensar así.

Resulta que el gobernador del estado de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, avaló una propuesta que reformaría y prohibiría que las motocicletas sean montadas por más de una persona. Según el ex futbolista, la intención es reducir la delincuencia de la entidad. En otras palabras: que justos paguen por pecadores, sin matices.

¿Qué pasaría con aquellos y aquellas que, legítimamente, buscan ahorrar tiempo en su desplazamiento en pareja? ¿De verdad su solución sería que compren otra moto para poder transportarse ambos? Eso luce sumamente inviable para un estado que no se caracteriza por tener una situación económica boyante.

Francamente, lo que Blanco expone es su incapacidad para desmenuzar un problema de seguridad y, con tremenda simplicidad, recurre a la prohibición, no a la regulación.

Claro, es más fácil tomar una postura extrema que meter en cintura a los cientos de burócratas que, actualmente, complican el proceso de denuncia por parte de los afectados por quienes hacen mal uso (individualmente o con un acompañante) en moto.

Todavía más preocupante resulta que, aquellas denuncias que se concretan, no avancen, se investiguen y terminen con una sentencia condenatoria.

Hoy, mi abuela tiene 85 años de edad y Cuauhtémoc Blanco 46, no entiendo por qué la similitud de ideas.

Columnista invitada @AleRodrisMe