Ver más de Internacional, Portada

Muere Alan García, ex presidente de Perú, tras dispararse en la cabeza

Miembros del partido Aprista Peruano (PAP) informaron que el ex presidente de Perú, Alan García, falleció este miércoles en el hospital Casimiro Milla tras dispararse en la cabeza cuando los agentes de la policía lo intentaban arrestar por un caso de sobornos de la constructora Odebrecht.

García estaba siendo investigado por presuntos sobornos en la construcción de un tren para Lima, proyecto en el cual participaba Odebrecht. Además de García, Luis Nava, ex secretario general de Presidencia, y Miguel Atala, ex vicepresidente tenían una orden de aprehensión, misma que ya surtió efecto con sus detenciones.

Desde 2001, la relación de Odebrecht con los mandatarios peruanos ha sido frecuente, por lo que la Fiscalía de Perú inició una investigación para revisar estas. Después de una exhaustiva búsqueda, la Fiscalía declaró que los últimos cuatro ex presidentes recibieron sobornos o aportaciones no declaradas en sus campañas electorales. Hasta el momento, dos de ellos ya han pisado la cárcel por este motivo: Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski; mientras que Alejando Toledo es prófugo de la justicia desde 2017.

De acuerdo a los primeros reportes, los agentes se presentaron en la casa del ex presidente peruano cuando escucharon una detonación misma que venía de la casa. Al entrar al hogar, los policías se percataron que Alan García estaba en el suelo en un charco de sangre.

Varios medios locales reportan que después de que solicitará el apoyo de una ambulancia para trasladar al nosocomio a García, su hijo y miembros del partido PAP arribaron al lugar de los hechos.

Horas más tarde, la ministra de salud, Zulema Torres González, había informado que el ex mandatario de 69 años había sido sometido a una operación, durante la cual sufrió de tres paros cardiorrespiratorios de los cuales pudo ser recuperado.

Por otro lado, un grupo de militantes del PAP arribó a las afueras del hospital donde atendían a Alan García y culparon a los medios de comunicación y a la Fiscalía de haber provocado que éste tomara la decisión de suicidarse tras sus constantes denuncias.

Tras enterarse de este hecho, el presidente peruano, Martín Vizcarra, expresó sus condolencias a la familia y seres queridos de García.