Ver más de Internacional

Muere el dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt

Ciudad de México.- La muerte fue más rápida que la Justicia en Guatemala. A los 91 años, el dictador y Presidente de este país centroamericano entre marzo de 1982 y agosto de 1983, Efraín Ríos Montt, falleció este domingo a las 06:00 horas a causa de un infarto en su domicilio, situado en una zona exclusiva de la capital de Guatemala. Con su deceso, quien fuera también jefe del Estado Mayor, muere inocente, ya que se pone fin al proceso reanudado en 2017, en el que se le estaba juzgando por los delitos de genocidio y lesa humanidad, si bien debido a que padecía demencia senil, ya no acudía al Juzgado de Mayor Riesgo, sino que únicamente asistían sus abogados a las audiencias que se celebraban a puerta cerrada.

Ríos Montt ya fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad y previamente, había estado arrestado en su domicilio. Ese día, la entonces jueza del Tribunal Primero de Mayor Riesgo A, Jazmín Barrios, no pudo evitar las lágrimas mientras leía la sentencia contra el dictador por el asesinato durante su mandato de 1.771 mayas ixiles en el marco de su “política de tierra arrasada”, que consistió en aniquilar a miles de indígenas a quienes acusaba de colaborar con la guerrilla que se había levantado en armas contra el Gobierno en una cruenta guerra civil, que se inició en 1960 y que concluyó en 1996 con la firma de los acuerdos de paz.

Sin embargo, el proceso fue anulado diez días después por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, tras una maniobra del abogado de Ríos Montt, Francisco García, quien había recusado a la jueza, por lo que se tuvo que repetir todo el proceso judicial en su contra. Sin embargo, el dictador nunca más acudiría a un juzgado, ya que en 2016 fue declarado incapaz mentalmente de enfrentar un proceso judicial por genocidio, teniendo en cuenta que tenía que ser juzgado por otra masacre conocida como ‘Las Dos Erres’, cometida en 1982. En esa ocasión se produjo una matanza de 201 indígenas y campesinos, entre ellos 67 menores, en el departamento norteño de Petén, por la cual ya fueron condenados en 2011 cuatro ex kaibiles (fuerzas de élite) a 6.060 años de prisión, acusados de asesinar y lanzar a todos los pobladores a un pozo.

El Ministerio Público y la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) descubrieron en 2012 un total de 565 osamentas en 85 fosas comunes. Entre ellas, se encontraban los cuerpos de los 80 hombres de la etnia maya Poqomchí, que el 2 de junio de 1982 fueron sacados de sus casas en la aldea de Pambach, en Santa Cruz Verapaz, por los soldados del Ejército de Guatemala, comandados por Ríos Montt y, posteriormente, fueron ejecutados extrajudicialmente en una iglesia.

Durante el periodo que Ríos Montt gobernó con puño de hierro el país centroamericano, también se cometieron otras atrocidades contra mujeres indígenas. Precisamente, en febrero de 2016, fueron condenados a 120 años de cárcel el teniente coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón y a 240 años el ex comisionado militar Heriberto Valdez Asig, por el delito contra los deberes de humanidad por la violación sexual y trato humillante y servidumbre doméstica a la que sometieron a 15 mujeres indígenas de la etnia Q’eqchi entre 1982 y 1983 en un destacamento militar instalado en Sepur Zarco, entre los departamentos de Alta Verapaz e Izabal.

Con información de El Mundo.