Ver más de Internacional

Muertos, protestas y toque de queda: Tras elecciones en Honduras #MonitorLatam

Ciudad de México.- El pasado domingo Honduras celebró sus elecciones para para elegir al Presidente que se encargará de gobernar al país durante los próximos cuatro años, pero la falta de resultados por parte del  Tribunal Supremo Electoral, que siete días después sigue sin anunciar al ganador, ha generado incertidumbre, suspicacias y sobre todo inconformidad y protestas ante la sospecha de un fraude electoral que pudiera asegurar la reelección del actual presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional.

El Tribunal Supremo Electoral informó que el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, contaba con una ventaja de 5 puntos, cuando de pronto, ocurrió una falla en el sistema de transmisión de datos, que cuando se logró corregir, daba misteriosamente la ventaja al actual mandatario, lo que provocó que desde el lunes millones de personas salieran a las calles a manifestarse.

Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba vivieron días de tensión y para el jueves las protestas se convirtieron en enfrentamientos entre simpatizantes de ambos candidatos, lo que desencadenó una serie  saqueos y otros actos vandálicos, que dieron pie a que el gobierno ordenara el despliegue de la policia militar para controlar la situación.

Pero lejos de controlar la situación, la presencia policiaca incendió más la ira de la sociedad, generando una disputa abierta que hasta el momento ha dejado siete muertos, decenas de heridos y un toque de queda, que desde el Viernes 1 de Diciembre  prohibe a la gente salir de sus casas de 6 de la tarde a 6 de la mañana.

Mientras la violencia se aumenta en las calles, la incertidumbre sobre el anuncio de los resultados también sigue creciendo, y tras posponer en dos ocasiones el escrutinio de las actas, el Tribunal Supremo Electoral busca reanudar el conteo de las actas en donde se encuentran las inconsistencias, sin embargo, la inconsistencia parte desde el número de actas a contabilizar, pues mientras que el Tribunal afirma que sólo contará 1,030 actas, el candidato de oposición, Nasralla, insiste en que son más de 5 mil actas las que le favorecen y se deberían contabilizar.

A pesar de que la reelección está prohibida por ley,  todo parece indicar que el actual presidente de Honduras, podría mantenerse cuatro años más en el poder.

Con información de Sopitas