Monitor Nacional
Mutaciones de VIH le permiten ser variable y resistente a fármacos
Ciencia y Tecnología | Redacción
29 de noviembre de 2015 - 12:19 pm
vih_mn
Este virus tiene muchos errores cuando copia la información genética de ARN al ADN

Ciudad de México.- El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) causó la muerte de alrededor de 36.9 millones de personas en el mundo desde que se identificó la enfermedad en 1981. En la actualidad, más de 35.3 millones son portadoras del VIH según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La gran capacidad para mutar del virus le permite ser muy variable, adaptarse a los fármacos haciéndose resistente a ellos y escapar a la respuesta inmune del organismo, señaló el investigador en Ciencias Médicas, Santiago Ávila Ríos.

En entrevista con Notimex, el especialista explicó que entre las mutaciones con ventaja del virus están las que le permiten adaptarse a los fármacos y hacerse resistentes a ellos.

Mientras que las mutaciones de escape a la respuesta inmune se consideran específicas de cada persona, por lo que dependiendo de los genes con los que cuente el paciente, el virus mutará y se adaptará a su respuesta inmune y con ello, variará su afectación.

El especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) explicó que los virus son partículas muy pequeñas que buscan replicar la información genética que contienen con el fin de reproducirse, por lo que necesitan tener contacto con células que les permitan hacerlo.

En el caso del VIH, que pertenece a la familia de los retrovirus, su genoma está en las moléculas del ácido ribonucleico (ARN) que le permite sintetizarse mediante una enzima llamada transcriptasa inversa, al ácido desoxirribonucleico (ADN).

Así que una de las razones por las que el virus es tan variable es porque esta enzima produce muchos errores cuando copia la información genética de ARN al ADN, comentó Ávila Ríos.

Otra de las características del VIH es que una vez que su información genética se copió al ADN, el genoma del virus puede insertarse en el genoma de las células del cuerpo humano, una de las razones que hacen que el virus sea tan difícil de erradicar.

Ávila Ríos dijo que este patógeno se replica en grandes cantidades. “Se sabe que se producen alrededor de mil millones de virus en un solo día en una persona infectada que no está tomando tratamiento”, señaló.

Al replicarse tantas veces y con tantos errores, también se generan mutaciones que no son ventajosas y que le causan daño al virus, eliminando a los patógenos que las tienen, sin embargo, por la selección natural, evolucionan las que son ventajosas.

PRESENCIA DE LOS VIRUS VIH EN EL MUNDO

Los Virus de Inmunodeficiencia Humana, que tuvieron su origen evolutivo en la década de 1930 en África, se produjeron por un salto zoonótico, es decir, pasaron de los simios a los humanos cuando estos últimos quedaron expuestos a sangre infectada durante la caza de los animales.

“Los virus de inmunodeficiencia son virus muy viejos, tienen muchos años viviendo con sus hospederos naturales y cada especie de primate tiene su propia especie de virus”, precisó Ávila Ríos.

Estos virus no producen daño en la mayoría de los animales que infectan, por lo que estos hospederos naturales viven con el virus toda su vida aun cuando este se replica en cantidades abundantes, a diferencia de lo que sucede con los humanos, destacó.

El especialista del INER detalló que el primer salto zoonótico del virus de chimpancé a virus de humano generó el VIH 1, que es el más abundante en el mundo y el cual es la principal causa de la epidemia de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

El VIH 1 se subdivide en los grupos M, N, O y P. De los cuales el M es el que tiene mayor diseminación en el mundo, ya que compone más del 95 por ciento de los casos de infecciones.

El grupo M, a su vez se clasifica en subtipos o clados que van de la A a la K, salvo el I, los cuales abarcan virus con ciertas diferencias pero que conservan similitudes.

En un atlas de la epidemia, Ávila Ríos detalló que el VIH 1 del subgrupo B predomina en Estados Unidos, Canadá, México, Australia, Corea, Japón, Colombia, Perú, Bolivia y en las naciones de Europa occidental y Centroamérica.

Si bien este virus predomina en la mayoría de países desarrollados no es el más abundante en el mundo, pues ese puesto lo ocupa el de subtipo C que es el que prevalece en África Subsahariana, lugar donde existen más personas infectadas en el mundo.

“De las más de 34 millones de personas que viven infectadas con el VIH, alrededor de 22 millones se encuentran en África Subsahariana. Y de ahí la mayor parte de las personas están infectadas por el subtipo C”, puntualizó.

Este clado también se encuentra de forma preponderante en la India, donde también hay una gran cantidad de infectados.

El investigador señaló que en el resto de África ocurre la mayor diversidad de subtipos del virus y se encuentran presentes en casi todos los grupos. Además de las formas recombinantes circulantes que son más de 50.

Ávila Ríos detalló que los recombinantes se forman “cuando virus de diferentes subtipos coinfectan a una persona” y se recombinan para formar un virus mosaico. Es decir, un virus que tiene partes de dos o más subtipos diferentes.

El científico indicó que en el mundo hay otros recombinantes únicos, que son los que aparecen de forma aislada en algún lugar, como sucedió hace poco en Cuba.

Agregó que en el Caribe circulan distintos subtipos del VIH además del B, como el A, el C y recombinantes, mientras que en la mayoría de los países de Sudamérica son más comunes los subtipos F y C. Sobre todo en Brasil se tiene reportes de recombinantes entre estos dos subgrupos, dijo.

En Rusia predomina el subtipo A. “Parece que este clado se ha propagado debido a que una de las formas más comunes de trasmisión del virus en esta región geográfica es por uso de drogas intravenosas”.

Aunque no hay datos precisos, se estima que en Medio Oriente también prevalece este subtipo, y en el sureste asiático, en países como en China y Tailandia, predominan los recombinantes.

Si bien estos virus tienen diferencias en su genoma, se puede decir que “todos los subtipos se comportan de manera similar y presentan susceptibilidad parecida a los fármacos y producen historias naturales clínicas muy parecidas”, comentó el especialista.

Lo que no sucede con el Virus de Inmunodeficiencia Humana VIH 2, el cual se generó de otro salto zoonótico, pasando de los monos mangabeyes ahumado a los humanos y que permanece en África como un agente infeccioso mucho menos agresivo que el 1.

Información de Notimex

TAGS: , , ,