Ver más de Nacional

Nadie cobró la recompensa por “El Chapo”

Ciudad de México.- Los 60 millones de pesos que la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció para dar con el paradero del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, preso en Estados Unidos, es la más alta que el gobierno federal ha destinado por una persona; sin embargo, no se cobró.

Datos de ese plan señalan que en la presente administración ha sido poco efectivo para dar con el paradero de integrantes del crimen organizado. Ninguna de las 390 gratificaciones económicas anunciadas desde 2013, que suman 976 millones de pesos, ha sido cobrada, según información obtenida vía transparencia.

Según la PGR, esa estrategia para localizar víctimas, integrantes del crimen organizado y personas desaparecidas “fue suspendida de manera indefinida”.

La dependencia dio a conocer que se encuentra en una fase de relanzamiento, con el objetivo de hacer más eficientes los recursos que se ofrecen. Se prevé que en el transcurso de este mes se tenga listo el documento para publicar la licitación que permita que el plan se reactive.

Esto contrasta con el periodo anterior, 2006-2012, en el que la dependencia erogó 50 millones 832 mil pesos a cambio de información que ayudó a detener a ocho delincuentes, entre ellos, Sergio Villareal Barragán, El Grande, exlíder del Cártel de los Beltrán Leyva; los líderes de La Línea, Luis Humberto y Ubaldo Rubio González, El Monrroque, y dos de los implicados en el caso del secuestro de Silvia Vargas. Los últimos montos, de hasta un millón y medio de pesos, anunciados por la PGR.

En los listados se detalla que más de 80% de las recompensas fue ofrecida por información que lleve al paradero de familias y personas secuestradas o privadas de la libertad.

Entre ellos se encuentran los 43 estudiantes de Ayotzinapa, por quien se ofrece 64.5 millones de pesos por información que llevara a su paradero, así como 1.5 millones por datos que permitan la captura de sus agresores, señala el acuerdo A/087/14, publicado el 21 de octubre de 2014.

También ofreció recompensas para dar con el paradero de los exgobernadores priístas Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz, y Tomás Yarrington, de Tamaulipas, quienes fueron detenidos por autoridades de Guatemala e Italia, respectivamente.

Con información de El Universal