Ver más de Oídos Sordos

Nadie es luz de sí mismo

En estos días de cambios y de inercias que suceden en el entorno mundial, nos encontramos con una reflexión interna y recordamos que el ego es algo vacío que deja el poder pero es tan grande que es capaz de hacer olvidar la memoria de quien lo ostenta.

La pregunta del día, cómo podemos avanzar como personas si nuestros valores humanos han caído por el avance de la sociedad, hacia el mundo de la modernidad, donde se sacrifica día a día, la tolerancia, el respeto, la moral y la ética, y se abre el paso a la mala convivencia, al rencor, a la ira, y a la irreflexión,  y sobre todo al mundo sin educación y sin información.

En estos días es preciso detenernos un poco y guardemos silencio, porque Los valores se han marchado, y el ruido del caos y del abismo se libera  hacia el  mundo de libertinaje donde se abre paso en medio de la ira y la maldad.

En este tiempo se anhela por encontrar el camino hacia el bien, en otros supuestos como es el caso de muchos solo desean encontrar cobijo entre el dinero y las cosas materiales que solo corrompen y pervierten el alma.

Esta opinión busca levantar la reflexión y el pensamiento alterno, donde la crítica constructiva busca rencontrarse con  este sentimiento y que retribuya en la campaña de rescatar nuestros valores.

Fríamente que buscamos, que deseamos, si en la plenitud de nuestras acciones y decisiones recaemos en la doble moral y la contraparte de ser humano, posiblemente existan personas que deseen encontrar un mundo mejor, otras personas que solo deseen tener cobijo material, pero al final del día todos llegaremos al mismo lugar.

Y como lo dijo el gran Jesús Pérez Gaona  “¡Humanidad, pronto cobraré lo que me debes!…

 

“Despertemos al Cambio, Es tiempo de Actuar⬝

No te pierdas mi programa #OidosSordos todos los jueves 7 pm solo por radio-espacio www.radio-espacio.com, nos leemos la próxima semana