Monitor Nacional
Nanas abusivas
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
10 de agosto de 2015 - 9:42 am
Nanas-MonitorNacional
Este fin de semana de repente recordaba a mi segunda nana, una señora de unos 50 años que aparte de suponer cuidarme se dedicaba a las artes oscuras

Años de mi vida me la pasé entre mujeres que se suponía me cuidaban, me daban de comer y hasta cierto punto me enseñaban; pero para recordarlo hay que dar unos grandes tragos de amargura.

La primera niñera que tuve era muy atenta; pero el perro que ella tenía era un desalmado que a la menor provocación se veía dispuesto a morderme. Con el paso del tiempo fui a caer con mi segunda nana por ahí de mis primeros 8 años de vida; nunca ni en 20 años me olvidaría de tan tremenda experiencia.

Naturalmente no diré el nombre de aquella mujer que tan marcada dejó mi mente y por eso le pondremos “Juanita”; creo que ella ya debió olvidarme o por lo menos eso espero, pues afortunadamente tiene como unos 200 meses que no la veo.

De rápido te cuento que a tan temprana edad esta querida nana me ponía a limpiar todos y cada uno de los muebles de su casa; cuidado con hacerlo mal porque venía una enorme reprimenda que haría llorar a cualquiera que en esa edad piense en jugar antes de ser esclavo de un tirano. Me recuerdo limpiando los pisos rojos de una enorme casa y de vez en cuando ahí no más para no perder costumbre barriendo una alfombra que tenía más polvo que una fábrica vieja.

A veces creo que “Juanita” se olvidaba que yo necesitaba un poquito de cuidado, atención, espacio y derecho a pasar al baño cuando mi cuerpo me lo pidiera y no una vez al día si es que ella autorizaba. En fin creo que la cosa fue tan grave para mi que no lo he olvidado, rechazos, enojos, un perico muerto y gritos por todos lados, un mundo gris que se pasó por mis ojos 2 años y con esos tuve para recordarlo.

A veces como niños cuando no confiamos en nuestros padres, cuando sentimos que seremos rechazados, golpeados, o que nos darán una reprimenda por cualquier cosa; entonces evitamos hacer comentarios como “mamá la señora Juanita me trata como su esclavo personal”.

Te recomiendo que tengas cuidado con la persona que seleccionas para que cuide a tus hijos, es importante que los pequeños crezcan teniendo la confianza de contarte si alguien abusa de ellos o por lo menos lo intenta así sea lo más mínimo.

Cuando somos niños tenemos un mundo de expectativas de amor y cariño, de expectativas ni se diga; esperamos mucho de nuestros padres, de nuestros hermanos y cuando la vida no es color de rosa entonces arde Troya.
Procura que tus pequeños se desarrollen en un espacio de protección; vivimos en los tiempos de la locura y cualquiera hasta la misma Nanny de los Muppets podría resultar se una despiadada bruja como la de Hansel y Gretel.

Una reprimenda no siempre va a corregir malos hábitos, muchos niños no aprenden a base de regaños o golpes; si tienes hijos procura darles una vida de calidad y si no puedes con eso, entonces evita traer al mundo a otro pequeño que no sabrás cuidar.

TAGS: , , , , , ,