Monitor Nacional
Narcocultura: admiración que destruye
Nacional | Redacción
5 de mayo de 2017 - 9:54 am
920_fronts08_narcocultura_00_11-e1416381151995-700x393
La narcocultura se ve reflejada en la admiración a los narcos y el intento de imitar su estilo de vida

Por: Regina Sepúlveda

En México, el narcotráfico se ha convertido en un fenómeno que afecta de manera importante los ámbitos de seguridad, política y economía. En 2006 el gobierno del presidente Felipe Calderón declaró una guerra directa contra el narcotráfico que abarcó la mayor parte del territorio nacional. Desde ese momento los ojos del mundo pasaron a ver a México como un país de narcotraficantes, droga y violencia.

Esta guerra contra el narco, que inició hace poco más de 10 años, ha dejado alrededor de 200 mil muertes, y ha causado una situación de violencia e inseguridad impresionante en el país. A partir de estos datos me pregunto: ¿Cómo es que el fenómeno del narcotráfico se ha convertido en una cultura en nuestro país? Durante las últimas décadas la “narcocultura” se ha naturalizado e integrado en el imaginario colectivo mexicano y en el hacer de la gente común en México. Esta narcocultura se ha impregnado a la sociedad mexicana en diferentes ámbitos como; música, religión, literatura, moda, cine y entretenimiento.

La narcocultura se ve reflejada en la admiración a los narcos y el intento de imitar su estilo de vida. Así, para un gran número de mexicanos, los narcotraficantes se han convertido en un modelo a seguir ya que representan una manera de escapar de la pobreza. Estas personas toman sus ideales y su admiración por los narcos principalmente a través de los narcocorridos, las novelas, las series y las películas sobre narcos, en las cuales, se genera una idea de que al tener dinero se puede obtener cualquier cosa.  Las personas inmiscuidas en esta cultura muestran una actitud prepotente y se sienten dueños de los objetos y las personas que los rodean, creando así una peligrosa convivencia social.

Lo más peligroso de esta narcocultura en la que vivimos hoy todos los mexicanos es que se glorifica y se convierten en ejemplo de “respeto” a las personas que están destruyendo nuestro país, y al glorificar a los narcos se están glorificando también sus acciones.

Como sociedad civil, debemos alzar la voz y abrir los ojos. Debemos darnos cuenta de que la narcocultura representa una mayor amenaza de lo que creemos. No podemos permitir que se admire a las personas que se lucran de la muerte y el sufrimiento de los mexicanos, y debemos evitar que los niños y jóvenes de nuestro país aspiren a ser narcotraficantes. Hagamos conciencia y no consumamos entretenimiento que promueva la narcocultura. Recordemos que está en juego el futuro de nuestro país.

TAGS: , ,