Monitor Nacional
No hablo inglés ni sé de computación
Portada | José Gregorio Contreras
16 de marzo de 2016 - 4:06 pm
columna-mn
Actualmente existen muchos profesionistas que no tienen las herramientas ni los conocimientos que las empresas están buscando

Tortoise Cabeza de Vaca, es un licenciado en administración recién graduado en una de las tantas universidades que tiene país. Aunque para nadie es sorpresa, ya tiene 8 meses tratando de conseguir trabajo, la esperanza es incierta y  ya no sabe qué hacer para empezar a trabajar.

Las razones, donde la inexperiencia ocupa el primer lugar, es que Tortoise no tiene idea de cómo hablar el inglés y para él la computadora es instrumento futurista.

A pesar que fue un estudiante con promedio de 9 en toda la carrera, parece que lo que estudió no está acorde con lo que piden las empresas. A él le dijeron que la computación y el inglés eran conocimientos necesarios para su carrera, pero nunca le dieron clases de ninguno de ellos.

En algunas oportunidades, viendo que para hacer ciertas investigaciones o trabajos, se le facilitaría realizarlos, ya sea por utilizar una bibliografía más reciente o hacer cálculos de manera expedita utilizando MS Excel o mejores presentaciones mediante el MS PowerPoint, averiguó el costo para tomar los cursos, pero sus padres no tenían el dinero suficiente para pagarlos.

Tortois ante esta situación dice: < No voy a dejar que mis hijos pasen por mí misma situación, voy a ahorrar para sus estudios desde mi primer salario>

Actualmente existen muchos profesionistas con la misma problemática que Tortois, no tienen las herramientas ni los conocimientos que las empresas están buscando. Algunas universidades están preparando a los nuevos profesionistas con una nueva óptica donde los egresados estén preparados de acuerdo a las necesidades de las empresas, pero más importante aún, es que les están dando herramientas y conocimientos para que ellos puedan iniciar sus propios negocios y no depender de empleadores para iniciar su vida profesional.

Desafortunadamente, estamos en una brecha generacional, donde esas deficiencias ya son un hecho y la curva de aprendizaje se torna más difícil, aunque no imposible.

¿Qué hacer con las generaciones que están apenas empezando la educación primaria o la educación secundaria? ¿Cómo asegurar que estos conocimientos sean adquiridos?

En la educación privada es más factible conseguir que tus hijos adquieran estas herramientas por el simple hecho de que la competencia por captar la mayor cantidad de alumnos los obliga a dar más beneficios. De hecho, ya desde la educación preescolar, muchas escuelas privadas dan inglés y computación.

Desafortunadamente, existen circunstancias en las cuales no podemos tener control. Esto implica que debemos tomar las riendas del problema y capacitarnos o capacitar a nuestros hijos para que puedan enfrentar un mejor mañana.

En problema inicial que debemos considerar es el costo de la educación. La mejor manera de poder iniciar una estrategia  que garantice el estudio de tus hijos en una universidad, ya no solo pensando en una licenciatura, sino también en una maestria, es mediante un plan de ahorro que incluya un seguro de vida. De esta manera garantizas la educación de tus hijos estés o no estés. Mientras más pronto inicies este plan, los aportes que realices serán menores y más fácil de pagar. El mejor momento es ahora.

¡Hasta la próxima vez!

 

TAGS: , , , ,