No vivas en el pasado

Hoy quiero iniciar con esta neta de la siguiente manera…¡Come on!
¿Por qué vivir en el pasado, cuando tengo un futuro por delante?
Algunas personas viven aferradas a su pasado o a experiencias que vivieron. Pueden ser buenas o malas.
2 corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

¿Por qué vivir en el pasado? No te enganches, y mira al frente, tienes un futuro lleno de cosas increíbles, claro habrá situaciones difíciles que tendrás que pasar, pero >> “El tamaño de tu visión es equivalente al tamaño de tus pruebas “ si hay prueba, es por que tienes una visión<<
Si volteas  atrás podrás encontrar cosas qué tal vez te hicieron feliz, o te harán sentir mal, son cosas pasadas.
¡Vive el presente, y vive tu futuro!
Cuando venimos a Cristo, es importante saber que nuestro pasado queda enterrado y queda olvidado, porque existe el perdón a través de Jesús. De tal manera que podemos empezar de nuevo y podemos caminar en la dirección correcta, no guiados por nuestro instinto y por nuestro YO, ahora somos guiados por Dios para encontrar nuestro propósito.
Si encuentras el propósito que tiene tu vida, está da un cambio radical y sabes a qué dirección vas, sabes qué meta vas a cumplir.
Vivir en el presente es disfrutar cada día como si fuera el último, vivir en el presente es disfrutar desde una taza de café, hasta un buenos días.
Si hoy hiciéramos una reflexión la pregunta sería ¿Realmente estás viviendo tu presente?
¿Qué cosas tienes que dejar atrás para poder avanzar? Suelta y camina.
Hoy te animo a que no cargues con cosas pasadas que pueden frustrar tu futuro.
Déjalo a un lado y camina ¡No te detengas!
Haz todo aquello que te gusta, disfruta de tu familia, del paisaje, de la lluvia disfruta de todo lo que tienes a tu alrededor. Nos mires por él retrovisor.
Ve por tu futuro.

¿Futuro o pasado ? Todos tenemos que elegir en cualquier punto hacía dónde queremos mirar. Si quieres aferrarte al pasado para quedarte con lo que ya conoces ? O si quieres dejarlo atrás y mirar hacia adelante.

El futuro a veces da miedo porque es desconocido, pero también es mucho más emocionante y puede hacer vibrar el corazón de una forma que no recordabas.
¡Prosigue a la meta!