Ver más de Internacional

Nueva York en estado de emergencia ante la llegada de bomba ciclónica invernal

Ciudad de México.- Calificada por los meteorólogos como una “bomba ciclónica” invernal por la prevista bajada abrupta de la presión atmosférica, la tormenta Grayson dejó el miércoles escenas poco acostumbradas de nevadas en el casi siempre cálido sur del país y este jueves sigue azotando las principales regiones del noreste. Las proyecciones apuntan a que lo más duro del fenómeno llegará entre el viernes y el sábado. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha declarado este jueves el estado de emergencia en varias zonas del estado.

“No es una tormenta de nieve normal”, recalcó Cuomo. “Es una tormenta de nieve con vientos de gran velocidad que crean una situación grave”.

La situación se ha ido deteriorando con rapidez a lo largo de la mañana del jueves. La tormenta, con una potencia de viento comparable a la de un ciclón, amenaza con dejar hasta 30 centímetros de nieve en algunas partes de Nueva York, Nueva Jersey y la región de Nueva Inglaterra, zona en la que se espera que se den las condiciones más extremas en las próximas 48 horas.

La compañía de ferrocarril Amtrak se ha visto obligada a modificar el servicio en ese corredor, el más congestionado del país. La aerolíneas han cancelado miles vuelos desde la madrugada del jueves. El aeropuerto JFK de Nueva York ha cerrado y el 90% de la actividad del otro gran aeropuerto de la zona, La Guardia, se ha suprimido.

Los museos en la ciudad de Nueva York han aprovechado el mal tiempo para atraer visitantes. “Estamos abiertos”, anuncia en las redes sociales la New York Historical Society, “desafía la nevada y explora nuestra fascinante exhibición”.

Las autoridades de todos los estados del noreste han pedido que se evite manejar por la calles de la ciudad. “Solo si es absolutamente necesario”, ha dicho el gobernador de Connecticut, Dan Malloy.

El frente frío empezó a tomar cuerpo el miércoles al sureste de la costa atlántica estadounidense, dejando una estampa blanca insólita en las calles de Charleston, en Carolina del Sur, y en el norte de Florida. Las autoridades de Georgia también declararon el estado de emergencia en los condados que dan al mar. En Miami, al sur de Florida, donde solo cuajó la nieve una vez en 1979.

La situación en el norte de la costa atlántica contrasta con la que se vive en la costa Pacífico de EE UU, donde el mercurio llegó a tocar estos días los 30 grados centígrados en Los Ángeles.

El fin de semana se espera que las temperaturas bajen en las zonas más al norte de New Hampshire hasta 35 grados bajo cero.

Con información de El País