Origen del Mariachi

Exponentes de la auténtica música regional mexicana (porque no hay otra ni derivados), tenemos de donde escoger, nos vamos desde el emblemático mariachi, hasta la jarana y la trova yucateca.

Indagando sobre el origen del mariachi, nos tendríamos que remontar hasta la época de la conquista española, y hablar sobre las Cocas (no, no es la gaseosa de color oscuro y muy famosa), sino de un grupo indígena de una región del Noroeste de México.  En alguna de las versiones sobre el origen, se lee que en Jalisco, para ser más específicos en Cocula, cuyos habitantes eran descendientes de las Cocas, nació el mariachi.  (Bien decía Jorge Negrete: “De Cocula es el mariachi, de Tecalitlán los sones⬦⬝)

Los misioneros españoles, durante el periodo de la evangelización, empezaron a transformar los cantos a María, en canciones que antes eran para la deidad que veneraban las Cocas.  En uno de los versos de alabanza a la Virgen María del Río, se lee, en la lengua de las Cocas María ce son, que significa la canción de María. Y que al momento de pronunciarlo de manera rápida se escucha Maria shi o María She.

Entonces podríamos decir, que la palabra mariachi, proviene de un canto religioso y no de la palabra francesamariage, como algunos afirman.

Muchos años después, durante el porfiriato, un grupo de mariachis, solían presentarse durante las fiestas, e interpretaban canciones, que ya no eran nada religiosas, sino populares, dignas para bailes y alegrar los festejos. Y también por primera vez, portaban el traje de charro como actualmente se le conoce.

Con el auge del cine mexicano, con ejemplos como Tito Guízar, Pedro Infante, Jorge Negrete y Javier Solís, se dio a conocer el mariachi, así como un México rural idealizado.

Pero tranquilos, no me he olvidado de él, claro que también cuento entre los grandes a José Alfredo Jiménez, (originario de la Cuna de la Independencia Nacional, Dolores Hidalgo), así seas muy metalero o pop, de mínimo te sabes una canción de él.

El tema es muy extenso,  pero por la fecha cercana a las fiestas patrias, ameritaba hablar de ello, todo el año somos mexicanos, aunque en estos días se antoja escuchar al mariachi ¿no? Está bien, también en bodas, XV años y todo lo que implique un buen festejo. Hasta velorios.

Huapango de Moncayo, una excelente pieza musical, que bien vale la pena escuchar al igual que Las Alazanas, Guadalajara, La Bikina, El Jarabe Tapatío,  México lindo y querido, Cielito Lindo, El son de la Negra, Canción mixteca, en fin.  Son algunas de las recomendaciones para deleitar su oído con buen gusto musical.

Amenazo con regresar el siguiente viernes, que pasen un excelente fin de semana y gracias en verdad a los que se toman la molestia en leerme.