Ver más de Nacional

Otra manifestación en la Universidad de Arkansas; bloquean entradas del campus

Ciudad de México.- Esta mañana se está llevando a cabo una nueva manifestación fuera de las instalaciones de la Universidad de Arkansas, en su campus de Querétaro. Los manifestantes continúan reclamando la falta de pago, cuya cantidad casi alcanza los 400 millones de pesos entre constructoras, contratistas y proveedores. Hoy, cerraron las dos entradas del campus.

Por tercera semana continua se manifiestan fuera del campus de la primera universidad estadounidense en México, la cual ha estado operando pero la deuda con sus proveedores continúa sin tener una fecha de pago.

“Ha habido acercamiento de la Universidad desde el primer momento que nos paramos aquí. Se han establecido promesas y hasta ahora no hay respuesta”, declaró una de las personas que se encuentran en la marcha.

“La Universidad se deslindó públicamente y aunque ellos ya realizaron un pago, sólo fue del 25% del adeudo total a los contratistas”, agregó.

“Estamos presionando principalmente a la Universidad, queremos arreglarlo sin meter presión legal. La persona responsable del proyecto, Bárbara Díaz, ha dicho que prefiere perder dinero a seguir con estas manifestaciones”, finalizó.

La Universidad ha estado operando pero la deuda con sus proveedores continúa sin tener una fecha de pago: A una empresa  constructora le deben más de 70 millones de pesos desde el año pasado; a todos los contratistas les deben al menos 300 millones de pesos; a su agencia le deben 7 millones de pesos.

La semana pasada se llevó a cabo otra protesta fuera de la Universidad de Arkansas, donde los protestantes, al no tener respuesta de los funcionarios del campus, amenazaron con bloquear la carretera. Sin embargo, hoy se vuelven a manifestar, bloqueando las dos entradas del campus.

Son más de 200 trabajadores afectados por la retención del pago, sólo de  Fantre, una de las empresas afectadas, quien proporcionó la estructura de acero.

Según los manifestantes, el Gobierno del Estado ha ido constantemente a verificar que no haya afectaciones; la seguridad de la gente, de los alumnos.

Ya ha transcurrido otra semana y pese a las múltiples manifestaciones y exigencias, sigue sin haber respuesta de los directivos, quienes sólo han pospuesto la revisión del pago.

Transcurridas un para de horas, Gobernación de Querétaro llegó para pedir que se retiraran.