Ver más de Cuarto debate

Otras observaciones de Cuba

En las últimas semanas he hablado sobre Cuba. Su economía y el acceso a internet específicamente. Muchos pensamientos quedaron fuera, y a manera de conclusión, relataré ciertas percepciones y pensamientos que tuve en la isla rebelde. Todo a partir de una observación superficial y percepciones para nada objetivas.

Primero, la reciente normalización de relaciones con Estados Unidos se refleja en varios aspectos, ninguno de ellos trascendentales. Hay un aumento en el turismo procedente del vecino del norte, juegos deportivos entre ambas naciones, y la antigua Sección de Intereses de los EE. UU en La Habana ahora funciona como la embajada norteamericana. Las fotos entre mandatarios están ahí, igual que el bloqueo económico. “El cambio va a llegar pronto”, le digo a un hombre.

“Eso nos han dicho desde el periodo especial” responde.

Cabe mencionar algunas de las instituciones cubanas. La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) por ejemplo, cuyo lema es “estudio, trabajo y fusil”. Los Comités de Defensa Revolucionaria (CDR) instalados en cada cuadra, cuyo rol parece a simple vista no ser tan coactivo como antes. También la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) la cual tiene una fuerte presencia en todo el país, además de que trabaja con instituciones internacionales.

Al caminar por las calles de La Habana, la contaminación está muy presente, los llamados almendrones -carros americanos de los 50- echan un humo negro al igual que los camiones del transporte público. Sin duda existe la necesidad de un transporta más eficiente y menos contaminante en la isla.

Por último, destaca la variedad cultural del país y su fácil acceso. En un mes asistí a 7 eventos culturales en 4 teatros, entre conciertos, bailes y obras. Todos a un precio muy accesible. Desde el relato de una mujer que sufrió abuso sexual en la infancia hasta un concierto de Pablo Milanés.

Muchas son las historias de La Habana, desde las contadas aquí, hasta las jineteras y los pingeros, hasta la perla cubana -buscar bajo su propio riesgo-. Estas son las que vi y me contaron durante mi estancia, un país lleno de contrastes, ventajas y desventajas. Pero que sobre todo llama la atención por su gente, su gastronomía y su cultura. ¡Hasta pronto Cuba!