Ver más de Nacional

Pancho Villa, el héroe de México

Ciudad de México.- Una de las guras más recordadas de la Revolución de México de 1910, aparte de Emiliano Zapata, es la de Pancho Villa. A pesar de ser un campesino y tener escasa formación, contribuyó a la derrota de Porfirio Díaz. Su nombre de pila era José Doroteo Arango Arámbula –aunque también era llamado Francisco Villa– y durante su época como bandolero asesinó a un anciano de cierta relevancia en la sociedad de aquel momento, viéndose obligado a esconderse durante varios años en las montañas.

Villa se unió en 1910 al movimiento maderista y secundó las propuestas de Francisco I. Madero que, en su Plan de San Luis del 20 de noviembre de 1910, llamó a la revolución contra el régimen de Porrio Díaz y prometió a los campesinos que les devolvería las tierras que les habían sido arrebatadas injustamente durante la dictadura.

Desde entonces, el revolucionario mexicano se dedicó a reclutar soldados para sus tropas en el norte de México y comenzó a revelar su ingenio militar y su capacidad estratégica. La actuación del ejército de Villa contribuyó al rápido triunfo del movimiento revolucionario, que en pocos meses consiguió echar al dictador del poder. Villa también combatió la dictadura contrarrevolucionaria de Victoriano Huerta, al que también logró derrocar junto con Emiliano Zapata y con el líder constitucionalista Venustiano Carranza. Después de la victoria, Villa y Zapata se sintieron defraudados por Carranza y se revelaron contra él.

En 1915 el general del ejército de Carranza, Álvaro Obregón, derrotó a las tropas de Villa asegurando la Presidencia del primero. Pancho Villa fue asesinado el 20 de julio de 1923, hace hoy 94 años, en Chihuahua mientras se dirigía a una cena familiar. Su muerte fue ordenada por el entonces presidente mexicano Álvaro Obregón y por su sucesor, Plutarco Elías Calles. La gura de Villa dentro de la revolución mexicana fue muy importante ya que defendió a los campesinos de los terratenientes que abusaban de ellos y siempre luchó por derrocar a los grupos establecidos en el poder público que los favorecían.