Monitor Nacional
¿Para qué somos buenos?
Columna de Carla Portilla | Carla Portilla
23 de marzo de 2017 - 1:04 pm
columna-monitor
Hay 30,000 víctimas de desaparición forzada en México, cuyas familias buscan su paradero sin respuesta alguna, pero la verdad, ¡qué alivio que recuperaron el jersey! ¿no?

El lunes 20 de Marzo, nos llegó a todos la aliviante noticia de que se había encontrado el dichoso jersey del jugador de fútbol americano Tom Brady en la Ciudad de México. Èste había sido encontrado por una coalición entre autoridades mexicanas y el FBI, en el hogar del director del periódico “La Prensa”. La noticia conmocionó a algunos mexicanos y avergonzó a muchos, pero al menos el jersey ya había sido encontrado y retornado a su dueño.

En otros temas, no tan importantes como el anterior, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, sigue desaparecido, y no se ha sabido de su paradero desde que fue ubicado saliendo de Costa Rica, intentando llegar a Argentina el año pasado. En enero del año en curso se emitió una orden de búsqueda por parte de la Interpol, y se le ha inculpado de lavado de dinero, delincuencia organizada, corrupción, de otorgar quimioterapias que resultaron ser agua destilada a tratamientos de niños, entre otras cosas. Sigue prófugo y está comprobado que sigue recibiendo dinero y tiene comunicación con sus amigos en Veracruz, pero ¡que bueno que ya encontraron el jersey de Tom Brady!

También cabe mencionar, que en los últimos años nuestro país ha contado con una preocupante cantidad de desaparecidos; no podemos olvidar a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, lo sorprendente es que no sólo son 43, sino que son aproximadamente 30,000 víctimas de desaparición forzada en México, cuyas familias buscan su paradero sin respuesta alguna, pero se nos olvida, porque “seguro andaban de revoltosos”, o “con alguien se han de haber metido”, pero la verdad, ¡qué alivio que recuperaron el jersey! ¿no?

Si algo hemos aprendido, es que lo que se busca, se encuentra; y si nos preocupa tanto un tema, no nos debemos de rendir hasta llegar a su solución. Ahora nos preguntamos, ¿qué nos preocupa? ¿Por qué se nos hace más fácil encontrar una prenda de ropa en la Ciudad de México que el paradero de 30,000 personas desaparecidas? ¿O que encontrar a un prófugo que pudo ser detenido aún en nuestro país? La mayoría de los delitos de Duarte no son noticia nueva.

Porque el gobierno de nuestro país no cumple con su deber y nosotros nos enajenamos lo suficiente para dejar de exigir justicia y que paren de violar nuestros derechos humanos, pero no tenemos memoria, por lo tanto seguimos poniendo a las mismas personas en el poder, y la verdad es que si nos importa más encontrar un jersey, que una persona que fue privada de su libertad, o hasta le fue quitada la vida, y un delincuente prófugo que cometió atrocidades y robó hasta de donde no había, tenemos el México que merecemos.

 

TAGS: , , ,