Monitor Nacional
Participación ciudadana
Oídos Sordos | Eduardo Silvestre
29 de julio de 2015 - 7:35 am
Participación ciudadana
De nada sirve criticar, si no se tiene solución a lo que se está criticando- ESHM

En estos últimos días, hemos presenciado ya sea por redes sociales o por medios digitales, que muchas caras ya conocidas, vuelven a levantar la mano para poder aspirar a un cargo de elección popular para este 2016, pero realmente que han hecho para poder ser candidatos o por lo menos aspirantes, si ni siquiera se han fijado en lo básico, y esto es fomentar una participación ciudadana.

Como ya he señalado con anterioridad, lograr una verdadera participación no es tarea fácil, y menos en contextos donde las relaciones sociales están organizadas de forma jerárquica y los más jóvenes quedan relegados a un estatus de segunda clase o pareciera que así se distingue.

Nuestro país requiere de una sociedad civil con capacidad para detectar los problemas que afectan su desarrollo integral, que cuente con los espacios de participación para expresar sus necesidades y gestionar sus propuestas, para contribuir así a la construcción de un desarrollo sustentable. Bajo ese esquema, las soluciones deben procesarse entre el estado y la sociedad, lo que implica mayor transparencia en la información y en la toma de decisiones, pero también mayor participación y compromiso social, tanto de los servidores públicos como de la población en general.

Para ser efectivo, un Estado democrático debe abrir vías de acercamiento entre los ciudadanos y sus representantes mediante mecanismos de transparencia y rendición de cuentas; debe fomentar la construcción de acuerdos entre los distintos poderes y los diferentes órdenes de gobierno, y debe estar atento a las demandas de la ciudadanía.

Además, se debe propiciar la participación en igualdad de condiciones pero en condiciones de corresponsabilidad— en los procesos de diseño, ejecución, evaluación y seguimiento de políticas públicas, de modo que los ciudadanos puedan incidir en la toma de decisiones que afectan su vida y su entorno.

Por ello la participación de la ciudadanía mexicana en las políticas públicas y en la toma de decisiones es congruente con la vocación democrática de nuestro país y refrenda el compromiso del gobierno del presidente como sociedad ante los retos globales porque la participación ciudadana es un mecanismo para la construcción de la democracia y además es por sí misma un derecho político que debe poderse ejercer en un marco de respeto a los derechos humanos —civiles, políticos, económicos, sociales y culturales— y de superación de cualquier forma de exclusión, discriminación o desigualdad

Por eso les digo a mis candidatos o a mis aspirantes, una leída a los derechos sociales y aplicación de normas para la conducción del estado de derecho no les caería mal, antes que levanten la mano y su única propuesta sea drenaje luz o pavimentación.

“Despertemos al cambio, es tiempo de actuar”

TAGS: , ,