Monitor Nacional
Pérdida de raíces indígenas
Portada | Priscila Lares
11 de mayo de 2016 - 5:49 pm
columna
El gobierno invita a los diversos pueblos indígenas a que no pierdan sus raíces y costumbres, pero al mismo tiempo se violan sus derechos

Un informe del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) señala que la SEP, a través de su Programa de Educación Inicial (PEI) del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), quebranta tratados y convenios internacionales firmados por México que “velan y resguardan” derechos de los pueblos originarios, provocando la pérdida de raíces entre niños indígenas.

La investigación “Análisis y propuestas para el fortalecimiento del Programa de Educación Inicial del CONAFE”, desarrollada por la doctora María Bertely Busquets, expuso que el  programa es limitado y excluyente porque el proceso de formación de los cuidadores de los menores indígenas excluye los estilos de socialización y métodos de crianza del que son portadores. Dicho programa se realizó en los estados de Chiapas, Coahuila, Hidalgo Oaxaca y Yucatán,

Para María Bertely Busquets, investigadora del CIESAS, califica el programa con “efectos perversos” de acuerdo a su concepto de autonomía infantil el cual lo definen como “la capacidad que adquieren las y los infantes de resolver sus propias necesidades en solitario”, mientras para las comunidades indígenas el ser autónomo se asocia con la capacidad progresiva de hacer, colaborar, asumir responsabilidades sociales e involucrarse de manera paulatina en las actividades familiares y comunitarias.

La doctora agrega: “Se encontró que desde el embarazo, y hasta que los menores cumplen cuatro años, el PEI hace dudar a las mamás acerca de los conocimientos y valores transmitidos generacionalmente. Ellas se preguntan a quién deben obedecer, al PEI o a la sabiduría y espiritualidad indígena”.

El análisis concluye que para el diagnóstico, planeación, desarrollo y evaluación de su programa, la CONAFE debería incluir conocimientos, valores y actividades educativas de las familias y comunidades indígenas.

Entre las principales recomendaciones que expone el CIESAS al CONAFE están:

  • Cumplir con tratados y convenios internacionales firmados por México que velan y resguardan los derechos de los pueblos indígenas y, en consecuencia, de niños y niñas.
  • Complementar sus acciones educativas con estudios en los campos de la antropología de la infancia, la perspectiva Histórico-Cultural y las pedagogías Indígenas.
  • Diseñar actividades y materiales para el trabajo con mujeres embarazadas, bebés y niños de cero a cuatro años que resulten compatibles en términos locales y socioculturales, y respeten los valores culturales que intervienen en las relaciones materno y paterno-infantiles y con otros cuidadores.
  • Atender las variaciones y contrastes que pueden existir en la concepción y traducción práctica de las nociones que intervienen en el trabajo educativo, como sucede en el caso de la noción de autonomía antes mencionada.
  • Incluir los conocimientos, los valores y las actividades educativas de las madres, familias y comunidades en el diagnóstico, la planeación, el desarrollo y la evaluación.

Haciendo mención a las recomendaciones que hace el CIESAS al CONAFE, se puede ver que estas son muy básicas, pero necesarias para que el Programa de Educación Inicial (PEI) funcione de acuerdo al estilo de la vida de los niños indígenas.

El programa no involucra a actores tan importantes como lo son la comunidad y la familia. Para estos pueblos es muy importante la cooperación del niño en la comunidad desde pequeño, es necesario que se involucre en las actividades. Al querer introducir el concepto de “autonomía” lo que provoca es que el niño vaya por su paso en solitario, sin las enseñanzas de sus madres y de los más viejos de la comunidad, los cuales son vistos con respeto y admiración.

Para poder hacer un programa como este, con alguno de los pueblos indígenas que existen en el país, sin importar cual fuera, es necesario hacer una investigación previa, de los valores y las tradiciones de importancia de la etnia. Porque al querer llegar con un programa sin haber hecho antes un estudio, es como querer y llegar imponerles algo a la comunidad.

El gobierno invita a los diversos pueblos indígenas a que no pierdan sus raíces y costumbres, pero al mismo tiempo se violan sus derechos y se infringen diversos tratados de los cuales México ha sido signatario.

Los pueblos originarios es una de las tantas riquezas culturales con las que cuenta México. La existencia de estos grupos es algo que nos diferencia de otros países, y es algo que nos debería de enorgullecer, porque a pesar de colonialismo que alguna vez existió en el país, estos pueblos lograron sobrevivir.

En México, a estos grupos no se  les da el valor que realmente merecen. No hay una verdadera consciencia de la gran riqueza que aportan los pueblos indígenas; culturalmente, históricamente, gastronómicamente, entre otras áreas. Ellos viven en el mismo país que nosotros, también son mexicanos y a veces nos olvidamos de esto. Se piensa que porque pertenecen a alguna etnia no deben tener los mismos derechos, o que no nos entienden, se hacen prejuicios de ellos. Al hacer ciertas políticas y programas como los previamente mencionados, es necesario que no sólo les integre, sino que se les incluya y se les tome en cuenta sus costumbres y su voz.

TAGS: , , , ,