Monitor Nacional
Periodismo cultural en frases: La fiesta de la Septién García
Mar de Memorias | Eduardo Luciano Tadeo Hernández
31 de mayo de 2016 - 7:12 pm
columna
El periodismo cultural es un lenguaje que permite entender cómo los seres humanos dan sentido a su vida

Asistí hace poco a la celebración de los 67 años de trabajo de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, atendiendo a una invitación abierta y distribuida por internet. Los organizadores eligieron la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI para hacer una reflexión sobre el estado del periodismo cultural en México y pensar en posibles curas para los retos que enfrenta en este nuevo siglo.

Me sumé al festejo, pero no iba por la fiesta. Mi objetivo central era entender el significado del periodismo cultural. Fui un alumno más en el Auditorio 5, como la mayoría del público asistente. No llevé uniforme, pero sí una libreta roja, del mismo color que mi pluma. Tomé notas para registrar frases que me parecieron imperdibles, las cuales encontrarán enseguida acompañadas de algunas reflexiones, cuya intención es trascender la paráfrasis y fomentar la sinapsis creativa:

“El periodismo cultural es un lenguaje que permite entender cómo los seres humanos dan sentido a su vida” (Jorge Tirzo, Revista Mexicana de Comunicación). Conceptualmente, me pareció el mejor acercamiento, pues el joven de larga cabellera piensa en el significado social de esta labor, además de invitar a la reflexión sobre una pregunta que se antoja vigente ¿Qué es la Cultura? Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, en el prólogo de un estudio titulado Igualdad de Género: Patrimonio y Creatividad, responde a esta interrogante, argumentado que…”la cultura determina la forma en que las personas y las comunidades entienden el mundo actual y cómo conciben y conforman su futuro.” Acaso, entonces, el periodismo cultural es la memoria del desarrollo social.

“El periodismo cultural sirve para tomarle el pulso a un país” (Karla Zabludovsky, Buzfeed). La metáfora es muy acertada, una reflexión indirecta sobre la vida y los tiempos turbulentos por los cuales atraviesa México. Mientras haya pulso, por más intenso o lento que este sea, habrá vida. Cuando el pulso se detenga, la sociedad misma habrá dejado de existir. Desde esta lógica se genera otro posible acercamiento, entender este tipo de periodismo como la herramienta que permite identificar la vitalidad social.

“El periodismo es el vínculo entra la sociedad y el poder” (Carmen García Bermejo, Digna Metáfora). Una interpretación clásica del mundo. Con este pronunciamiento la periodista experimentada muestra la postura crítica del medio que representa, no por nada también asegura que el periodismo es la búsqueda de la verdad. Si entendimos bien, el periodismo cultural se convierte por añadidura en un cuerpo intermedio; cuyo objetivo es exigir justicia, transparencia, democracia y denunciar aquellos actos impunes y corruptos de la élite política-económica.

“Es necesario liberar al periodismo cultural de la institución cultural” (Sergio Rodríguez Blanco, Universidad Iberoamericana). Entre esta postura y la de Carmen García hay una coincidencia: el status quo en favor de las mentes libres. El investigador de la Universidad Iberoamericana insistió en la necesidad de observar críticamente el discurso hegemónico. Tomar distancia es aquí pieza clave para una mejor lectura de la realidad. Las autoridades culturales bien ejercen a través de discursos oficiales un deber ser respecto al ciudadano, por ello existe la necesidad de tener en claro que por más sutiles que parezcan, tales discursos están inmersos en una lógica de poder sobre la mente y el cuerpo. Liberarse significa lograr reconocer las huellas institucionales en nuestra visión cultural del mundo para después reconstruirnos.

“Al periodismo lo siguen haciendo los zapatos” (Gloria Ramírez, Desinformémonos) Aquí el contexto lo es todo. La discusión giraba en torno a la trascendencia de lo digital en el periodismo, en lo general, y el periodismo cultural, en lo particular. El estrado se volvió un campo de batalla y Gloria, quien vivió de manera directa el movimiento zapatista, insistió en que valorar las contribuciones de lo digital no debe tener como consecuencia el olvido del rigor periodístico, del compromiso con la causa. El periodismo cultural nace del contacto directo con los sujetos, del diálogo, la observación, la investigación. Los zapatos deben dar para caminar tanto en el mundo virtual como en los fangos, carreteras y edificios de la vida cotidiana.

Salí del Centro Médico con varios diagnósticos: primero, es urgente continuar con debates y encuentros intergeneracionales para re pensar desde diversos tiempos y espacios el periodismo cultural; segundo, aunque entiendo que los periodistas, como otros profesionales, defiendan su propio modo de entender la realidad, mas un diálogo mayor y profundo con otras disciplinas sería enriquecedor; tercero, el modelo económico está marcando el modo de actuar en los ámbitos profesionales y el periodismo no es la excepción, queda pendiente la discusión sobre cómo evitar la producción de basura para poder tener un “negocio” rentable, la manera de librar al periodismo de la mano invisible.

Dado que no soy doctor ni tengo consultorio, hasta aquí dejo el diagnóstico y me voy a comer unos tacos de canasta que me recetaron para lograr la felicidad. ¡Me voy a festejar!

TAGS: , ,