Monitor Nacional
Personas con estrés están menos adaptadas al horario de verano
BienESTAR | Redacción
8 de junio de 2015 - 7:53 am
Horario de Verano-MonitorNacional
Los más vulnerables ante este fenómeno son quienes por sus actividades permanecen despiertos durante largos periodos de tiempo

Ciudad de México.- El especialista Agní Horacio Orozco Vázquez indicó que aquellas personas que viven en una situación permanente de estrés son menos capaces de adaptarse adecuadamente al horario de verano.

El jefe de Neurología en la División de Salud en el Trabajo del IMSS en Jalisco agregó que generalmente el ser humano es capaz de adecuar sus procesos biológicos a los ciclos dictados por la naturaleza, pero dicha cualidad evolutiva se reduce especialmente en quienes cumplen horarios laborales superiores a ocho horas diarias.

Precisó que los más vulnerables ante este fenómeno son quienes por sus actividades permanecen despiertos durante largos periodos de tiempo, por ejemplo personal de seguridad y vigilancia, así como quienes cambian de turnos frecuentemente.

Dijo que las personas con estrés suelen presentar, a mediano plazo, problemas de aprendizaje y/o comportamiento, debido a que el cerebro se mantiene activo durante la noche y no permite la liberación de sustancias que ayudan a enfrentar situaciones complicadas durante el día.

Señaló que una de esas sustancias liberadas durante la fase del sueño es el cortisol, hormona cuya ausencia podría derivar en cuadro clínico de ansiedad o depresión, dependiendo de la suma de otros factores de riesgo como apnea (cese momentáneo de la respiración al dormir), enfermedades metabólicas (por ejemplo diabetes mellitus), etc.

Afirmó que otra función importante de la fase del sueño es la consolidación de las memorias adquiridas durante la vigilia, “cuando el cerebro no es capaz de llevar a cabo esta función, alojando eventos cotidianos en la memoria permanente, la persona con frecuencia manifiesta problemas de aprendizaje”.

Resaltó también que el uso y abuso de drogas legales o ilegales (incluidos alcohol y tabaco), pueden afectar aún más la adaptación al horario de verano, porque retrasan aún más los ciclos del sueño, y provocan otro tipo de daños al organismo en poco tiempo.

Puntualizó que lo mismo sucede con medicamentos alópatas, “los cuales suelen tomarse sin receta como tratamiento de la ansiedad y/o depresión”.

“Aunque en un principio la intención sea revertir la falta de sueño, sin asesoría médica el paciente podría ocasionar lo contrario, y acumular efectos nocivos del insomnio y del estrés”, concluyó.

Información de Notimex

TAGS: , , , ,