Monitor Nacional
Piensa en los beneficios
Proyecto de vida | José Gregorio Contreras
14 de octubre de 2015 - 9:58 am
Seguro-MN
Que te parece si por un momento piensas en los beneficios que significa estar protegido, en los beneficios que representa hacerlo lo más joven posible, en los beneficios de ir ahorrando hasta el momento de tu retiro

Muchas veces no quieres visualizar tus necesidades a futuro. Las razones pueden ser muchas, a veces porque prefieres satisfacer un deseo en el corto plazo, por ejemplo comprarte una bicicleta nueva,  o porque en el parafraseo popular ya existe una idea arraigada sobre el tema y detenerse a analizarla pareciera que es tiempo perdido o descubrir la verdad te hace salir de tu zona de confort o satisfacción.

Beneficios

Lo cierto es que el tiempo avanza y las realidades van cambiando, más aún en esta época donde la diferencia entre un proceso que dure pestañear una vez versus pestañar dos veces puede involucrar una diferencia de precios significativa. Esto lo puedes apreciar, por ejemplo, en los videos de Youtube cuando hacen comparaciones entre equipos celulares y cuando ejecutan cualquier proceso la diferencia entre ellos es de 2 o 3 segundos y eso hace que un equipo sea mejor que otro sin tomar en cuenta la relación costo/beneficio.

Puede que estas comparaciones sean un parte-aguas en la toma de una decisión para algunos, afortunadamente para mí no. Creo que lo que prevalece es más una sensación de status y sentirse con la última tecnología, es mejor un modelo 6 que un modelo 5.

Como todo en la vida esto no aplica para todas las cosas, cuando escuchamos determinadas palabras no nos detenemos a pensar en los beneficios que hay detrás de ellas sino que generamos un rechazo de manera inmediata y rechazamos sin darnos, y óigase bien, sin darnos la oportunidad de valorar sus beneficios.

Una de esas palabras, y es una en la cual estoy involucrado todos los días es la palabra SEGUROS.

Esta palabra, que no es más una palabra que significa protección, mitigar el riesgo, ahorrar, no descapitalizarte, es un producto que beneficia a las personas, dándoles una sensación de tranquilidad ante cualquier evento que pueda suscitarse de manera catastrófica en cualquier momento de su proyecto de vida.

Que te parece si por un momento piensas en los beneficios que significa estar protegido, en los beneficios que representa hacerlo lo más joven posible, en los beneficios de ir ahorrando hasta el momento de tu retiro, la tranquilidad que puedes dar a tu familia, en saber que tus hijos van a poder estudiar una carrera universitaria, tener un seguro de gastos médicos mayores que no permita que te descapitalices ante cualquier evento catastrófico, tener un fondo de inversión que tenga un seguro de vida que permita a tu familia mantener su estilo de vida aunque tú ya no estés.

El mensaje que quiero transmitirte no es que compres un seguro porque así debe ser. Piensa en los innumerables beneficios que esto acarrea y date la oportunidad de contactar a un asesor que te explique las diferentes modalidades existentes y aclara todas tus dudas, inclusive mira las diferentes opciones tanto de productos como de las compañías que las ofrecen.

Así como antes de realizar una compra investigas muy bien que celular, que televisor o que computadora es la que más te conviene, te recomiendo que hagas lo mismo cuando te decidas a adquirir un seguro. Quien tiene la última palabra eres tú, el asesor es la persona que te da a conocer los beneficios que obtienes a cambio. ¿Pero cómo vas a ver los beneficios al tan solo al oír la palabra “seguro” no quieres darte la oportunidad de ver la policromía de opciones que ellos te pueden ofrecer?

El dejar de vivir es como el título del libro de Gabriel García Márquez: “Crónica de una muerte anunciada”, todos vamos para allá. El problema es para los que se quedan aquí.

¡Hasta la próxima vez!

 

TAGS: , ,