Monitor Nacional
Policía turca dispersa protesta contra incautación de periódico
Internacional | Redacción
5 de marzo de 2016 - 7:04 pm
turquia-mn
Los manifestantes coreaban “prensa libre no puede ser silenciada” y otros lemas de protesta

Ciudad de México.- La policía antidisturbios de Turquía dispersó hoy a cientos de personas que se concentraron frente a las oficinas del periódico Zaman, al cual regresaron los empleados a trabajar bajo el nuevo administrador nombrado por el gobierno.

Cerca de 500 personas protestaban este sábado contra lo que llamaron “censura”, un día después de que las instalaciones del diario, de tendencia crítica, fueron tomadas de manera violenta por las autoridades en cumplimiento de una orden judicial.

Los manifestantes coreaban “prensa libre no puede ser silenciada” y otros lemas de protesta, pero también en una muestra de solidaridad celebraban la última edición del diario, que tituló “Turquía ha experimentado uno de los días más oscuros de su historia”.

La última edición del Zaman independiente fue impresa la noche del viernes justo antes de que la policía allanara las instalaciones del periódico de mayor circulación en Turquía y cerrara el inmueble.

Una corte dictaminó la tarde del viernes que Zaman, que imprime 650 mil ejemplares diarios, debía ser gestionado por nuevos administradores designados por el gobierno.

Zaman es vinculado al clérigo Fetullah Gülen, un antiguo aliado del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y quien ahora es acusado de terrorismo por el gobierno y el oficialista Partido Justicia de Desarrollo (AKP), por lo que se encuentra exiliado en Estados Unidos.

Erdogan acusa a Gülen de conspirar para derrocar a su gobierno, construyendo una red de apoyo en el poder judicial, la policía y los medios de comunicación, aunque el clérigo ha negado las acusaciones.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el fallo de la corte se habría producido a petición de un fiscal que investiga a Gülen por cargos de terrorismo.

Las instalaciones del periódico volvieron a abrir sus puertas este sábado, ahora bajo control del gobierno, y sus empleados regresaron a trabajar en medio de una estricta vigilancia policial, que corroboró sus identidades para permitirles la entrada.

Sin embargo, varios de periodistas denunciaron a través de las redes sociales que no tienen acceso a los servidores internos, lo que les impidió trabajar su información y que tampoco pudieron accesar a sus cuentas de correo electrónico.

Al parecer, sólo el editor en jefe del periódico, Abdulhamit Bilici, y el columnista Bulent Kenes, fueron despedidos.

Alrededor de 500 partidarios del diario se reunieron este sábado frente a las instalaciones advirtiendo que lucharían por la libertad de prensa, pero la policía antidisturbios llegó al lugar y disparó gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersarlos.

Hasta la tarde de este sábado, la página web del Zaman aún estaba en línea con artículos críticos hacia la incautación del gobierno.

Información de Notimex

TAGS: , ,