Monitor Nacional
¿Por qué pasa lo que nos pasa?
Portada | Daniel Van Der Leven
1 de julio de 2015 - 4:41 pm
Decisiones-MN
Queremos que por arte de magia se resuelva todo

México está en el lugar donde las acciones y decisiones lo han llevado. La manera de reaccionar ha sido determinante y este México es el que hemos decidido que sea por nuestras decisiones. Así es amable lector de esta columna.

El dejar de votar, el no ser partícipes de nuestra política, el agachar la cabeza, la displicencia nos ha llevado a donde estamos.

Hay grupos que buscan el cambio, otros mantenerse, pero lamentablemente la mayoría nos quedamos simplemente observando como “reses” en el carril rumbo al matadero. No todo es negativo en México y el desarrollo político pero el simplemente ser espectadores esperando llegue el milagro nos llevará a donde aquellos que participan decidan.

Queremos que por arte de magia se resuelva todo.

Através de cualquier creencia justificar las cosas a nuestro alrededor.

Buscamos obtener logros sin procedimientos y con una flojera de leer los caminos donde han pasado otros.

Un estudio de psicólogos revela  que para ser experto en un campo se requieren 10 mil horas ¡De donde sacaremos esas 10 mil horas!, pero desconocemos que las primeras 20 horas son cruciales para alcanzar un desarrollo rápido que nos lleve a la llamada curva del aprendizaje.

Pedimos consejo de negocios a aquel que no ha tenido un negocio.

Criticamos a aquel que anda con los grupos políticos hasta en domingo “perdiendo su tiempo” y luego nos sorprendemos como es que se ha vuelto líder, o cercano a quienes pueden darle un puesto importante debido a la confianza que le tienen.

Hasta para ser lacayo de un grupo se requiere hacer las cosas para obtener el puesto, pero ni eso queremos hacer.

Criticamos a la que vende tamales, pero diariamente gana hasta 500 pesos diarios que muchos no obtenemos en trabajos formales.

Vamos por nuestra despensa y apoyos gubernamentales para mitigar la crisis, y no vemos que los líderes que obtienen los votos obtienen grandes riquezas con los mismos.

La realidad es que el político hace su chamba y obtiene lo que quiere; así es y lo pongo con mayúsculas: OBTIENE LO QUE QUIERE.

Hay personas que hacen crecer su negocio porque están esforzándose, se levantan temprano para hacer lo que se tiene que hacer para lograr lo que quieren; mientras otros no ajustan en el camino y se desaniman ya que esperan resultados inmediatos. Hay procesos, hay trámites, hay sistemas para lograrlo y lamentablemente no queremos aprender de eso.

No queremos evaluarnos, lo que nos e mide no se puede mejorar; si nosotros estuviéramos constantemente afilando el hacha no temeríamos a evaluaciones.

Zapata y Villa miraron la silla presidencial y se preguntaron que tenía la misma que todos la querían, salieron de palacio nacional habían logrado la meta de llegar ahí sin embargo se preguntaron: ¿Qué sigue?, se confiaron, no había hacia dónde seguir y fueron traicionados, la gente que los seguía no obtuvo hasta más tarde lo que quería.

Gran trabajo lograron que son héroes, pasaron a la historia. No disfrutaron de sus logros y triunfos

No queremos leer, deseamos que nos hagan las cosas, nos desesperamos rápido, esperamos que los demás decidan por nosotros y luego criticar esas decisiones. Somos líderes natos pero se nos olvida porque el mexicano pasa más tiempo golpeándose y tratando de menoscabar el camino de otros, bajo el lema del que “No tranza no avanza”.

Hay mucha gente dispuesta a hacerlo, conociendo que cambiando primero uno puedes cambiar tu entorno, sin embargo hay un lastre de gente que opaca este esfuerzo. Los políticos no son malos todos y las decisiones mucho menos.

Pero nos hacemos que no vemos y que no pasa lo que pasa. ¿Qué estás haciendo para mejorar?

TAGS: , , ,